Viedma insiste en mejorar el tránsito

Entre las sanciones figuran el retiro del carnet y de vehículos. También se analiza pedir el arresto de los infractores.



VIEDMA (AV)- Distintos estamentos de la municipalidad capitalina debaten nuevas soluciones a los graves problemas que genera en el tránsito la mala conducta de los automovilistas y conductores de ciclomotores y bicicletas. Hay coincidencias para endurecer sanciones entre el retiro de carnets e incautación de vehículos pero no seduce la idea de llegar al arresto de los infractores.

Los intercambios de opiniones están centralizados en la secretaría de Gobierno y el Juzgado de Faltas donde existe -al menos un borrador- con todas estas medidas.

El Juzgado de Faltas trasladó al Poder Ejecutivo municipal la posibilidad de alcanzar el recurso correctivo más extremo, aunque desde esa dependencia se les aclaró a los funcionarios de Gobierno que este tipo de sanciones podrían ser para casos de reincidentes sobre todo en la costumbre de conducir alcoholizado o bien realizar “picadas”, dos de los más graves inconvenientes que tiene por estos momentos la ciudad.

También se les explicó que la idea debería ser utilizada con criterio como para evitar algún exceso y que las sanciones de este tipo puedan ser apeladas -como se hace con las multas habituales- al Concejo Deliberante.

El titular de Gobierno, Darío Be

rardi, admitió que en las conversaciones estuvo presente la introducción de la figura del arresto, sin embargo dijo que “personalmente no estoy de acuerdo con aplicar prisión efectiva aunque seguimos debatiendo” con la Dirección de Seguridad e Higiene, la Fiscalía Municipal y el juez Jorge Bollero.

Aclaró que en caso de llegarse a tamaña decisión “no voy a tener miedo de ponerle la firma” a una sanción de esta naturaleza pero “a lo mejor se torna inaplicable, no sabemos si los mecanismos estarán aceitados como para un comisario acepte la reclusión aunque sea por tres días o después alguien presenta un recurso de amparo por problemas de competencia alegando que los únicos que pueden enviar a alguien preso son los jueces penales”.

Berardi consideró que podría ser más viable el retiro de carnets por un tiempo como “sanción supletoria” pero “por ahora son todos borradores y si bien sabemos que hay municipios como el de la ciudad bonaerense de San Fernando, estamos estudiando qué grado de dureza tienen los códigos de Faltas de otros puntos del país”.

El titular de Gobierno reveló que entre las coincidencias “se mantiene firme otras ideas ya explicitadas como la de retener vehículos hasta 30 días por casos de alcoholemia o 'picadas', y que sólo podrían ser reintegrados a sus propietarios con el pago previo de la multa”.

Asimismo, habría acuerdo para triplicar el monto de las sanciones pecuniarias que quedaron desactualizadas tras la devaluación del peso. Las multas por “picadas” en la vía pública se castigan hoy entre los 350 y 500 pesos, mientras que pasar un semáforo en rojo oscila en 140 a 200 pesos en caso de reincidencias.


Comentarios


Viedma insiste en mejorar el tránsito