Viedma sumó verde y defensas costeras

Se habilitó la segunda etapa de defensas ribereñas que demandó una inversión de más de 1,2 millón de pesos. Los trabajos permitieron la creación de pequeñas "bahías" y "ensenadas", de cara a la próxima temporada estival. El ahorro producido por los costos de adjudicación permitió que fueran sembrados unos 20.000 metros cuadrados con césped.



VIEDMA (AV).- Los yuyales, raigones y pequeños basurales dejaron su lugar a nuevos sectores verdes. Con la habilitación de la segunda etapa de defensas ribereñas los viedmenses pueden disfrutar ahora el sol a pleno en la costanera del río Negro.

Pese a que habrá un achicamiento en el espacio para bañistas en la "Playa del ministerio", la obra permitió la creación y ejecución de pequeñas "bahías" y "ensenadas" donde se conformaron nuevos espacios.

Para la próxima temporada estival, el lugar servirá sólo para Solarium debidamente señalizado con la prohibición de bañarse por parte del municipio, como consecuencia de las profundidades que dejó la draga empleada en la construcción de las defensas y en la remoción del lecho a fin de que las lanchas no encallen con marea baja en el muelle contiguo.

La obra forma parte de una recuperación de tierras al río en unos 900 metros de costa, entre el atracadero de lanchas y la zona Oeste de la ciudad, hasta la playa conocida como "Barco hundido".

El sector fue recorrido el viernes por el gobernador Pablo Verani, el vicegobernador Bautista Mendioroz, el titular del Departamento Provincial de Aguas (DPA), Mario De Rege, y el intendente de Viedma, Gustavo Costanzo.

El presupuesto original aportado por el DPA y la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) fue de 1,2 millones de pesos. Pero como el costo de adjudicación alcanzó los 920.000 pesos, "el ahorro permitió el sembrado de césped sobre unos 20.000 metros cuadrados y la posterior instalación de un sistema de riego por aspersión para el nuevo sector costero, así como también la instalación de desagües pluviales", explicó De Rege tras el corte de cintas.

Aseguró que el objetivo fundamental fue garantizar la estabilidad de las márgenes pero "desde el principio el planteo fue hacer un emprendimiento estéticamente rodeado de pasto y árboles, y la menor cantidad de hormigón y de membranas".

Destacó que "el uso que actualmente evidencia la zona costera demuestra que es una obra integrada urbanísticamente a la ciudad y con una importante aceptación de la comunidad que la incorporó a su vida cotidiana".

El titular del DPA recordó que el relleno de la zona se concretó a través de un sistema de "refulado" con arena extraída del propio río, y explicó que "esto representó un importante ahorro económico y para la naturaleza ya que si se hubiera adoptado la modalidad de ingresar con el material desde otro sector habría representado grandes daños para la vegetación". En cuanto a una eventual reparación de la zona del muelle, ya que los lancheros se quejaron que el dragado no resultó beneficioso, indicó que "no está previsto porque el problema del muelle es de larga data y se trata de problemas menores".

Sobre la continuación de las obras hacia la margen Este, en dirección al puente ferrocarretero, De Rege dijo que aún no hay fecha pero habrá una continuidad "en la medida que se dispongan recursos, ya que el proyecto de seguir está".

Definirán si los autos bajan a las playas

VIEDMA (AV).- El intendente Gustavo Costanzo le pidió a la secretaría de Turismo provincial que se expida sobre la bajada de autos a las playas de los acantilados.

La presentación formal hace referencia a lo establecido por el artículo 20 de la Ley de Costas 2.951, que radica esa autorización en la jurisdicción provincial.

La nota puntualiza que "de contar con la autorización expresa, el ordenamiento y contralor de la circulación y estacionamiento requerirá de personal que este municipio organiza bajo el programa Inspectores de Playa".

Costanzo explicó que serían 12 personas encargadas de la tarea de supervisión y control de circulación, estacionamiento y demás aspectos en torno a la utilización de las playas, y advirtió que "este programa tendrá un costo de 21.600 pesos para la temporada 2000-2001".

Al respecto, solicitó un aporte de 10.800 pesos para solventar el 50% del costo indicado.


Comentarios


Viedma sumó verde y defensas costeras