Viedma tiene problemas con el basurero municipal

El intendente recibió una demanda por contaminación ambiental

VIEDMA (AV)- El nuevo basural de Viedma, pese a su lejanía con la ciudad, sigue generando controversias. Ahora, los problemas los tiene el intendente Jorge Ferreira porque un ganadero presentó una demanda contra el municipio a raíz de la falta de atención y la polución ambiental.

La presentación judicial incluye la clausura del basural, la aplicación de una multa por la reiteración de los casos mencionados e incluye una denuncia por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

También reclamó que la comuna pague una deuda de 3.500 pesos generada por la administración del ex intendente Gustavo Costanzo como consecuencia de una sanción judicial dispuesta en setiembre de 2002 cuando varios ganaderos de esta capital, entre ellos el nuevo demandante, presentaron un amparo.

El ganadero -y a su ve abogado- Gustavo Dumont explicó a "Río Negro" que son innumerables las irregularidades dado que el alambrado "olímpico" que rodea el predio no tiene la altura suficiente y hay voladuras de bolsas porque no se utilizan pinches para sostenerlas cuando vuelcan los residuos.

Mencionó que el Consejo Provincial de Ecología y Medio Ambiente (Codema) no profundizó el impacto ambiental en los estudios previos vinculados a esa radicación.

Dos año atrás, los vecinos del predio cuestionaron ante la Justicia capitalina la falta de controles a raíz de no taparse las fosas donde se vuelcan los desechos.

Luego de la presentación acudió al lugar el entonces juez de Instrucción, Juan Bernardi, para realizar una inspección ocular y durante la visita representantes del Consejo Provincial de Ecología y Medio Ambiente (Codema) opinaron que el punto de equilibrio para encontrar una solución al problema sería la aplicación de un plan de manejo. Al parecer, en dos años ninguna autoridad se habría puesto a trabajar en ese sentido.

El nuevo emplazamiento del basural data de fines de 2000 cuando la empres Viarse adquirió para el municipio un predio de 100 hectáreas ubicado a 25 kilómetros de esta capital, en campos de secano en dirección hacia la costa marítima lindante con los balnearios de La Lobería y Bahía Creek. Se trata de una cantera en desuso, cuya propiedad perteneció a la familia De Rege.

Si bien los riesgos de salubridad de esa zona lo tenían antes unas 5.000 personas -de los aledaños barrios Lavalle y Mi Bandera- el traslado a la cantera denominada "La Salinita" fue apurado más por las cercanías del hipódromo de Viedma inaugurado por Viarse el 24 de marzo de 2001, que por los inconvenientes para la gente.

Resulta a todas luces asombroso la cantidad de personas que concurren al basural a la espera de los camiones del servicio de recolección en horas de la noche, y con escasez de luminosidad, servicios e incluso falta de provisión de agua.

Los vecinos de esa zona de campos comentan casi cotidianamente que suelen aparecer algunas personas en bicicleta o ciclomotores para urgar sobre todo en la búsqueda de cartón, vidrio y metales.


Comentarios


Viedma tiene problemas con el basurero municipal