Viedma y El Cóndor se alistan para el verano

La temporada estival será inaugurada oficialmente el 15 de diciembre, por lo que le tocará en suerte al candidato que hoy gane las elecciones para intendente de Viedma. No obstante, las autoridades salientes tienen en marcha una serie de obras con vistas a la recepción de los visitantes. Entre ellas, trabajos de infraestructura en el balneario El Cóndor, actividades de promoción turística y el operativo de control de tránsito. También hay inversiones privadas en curso.



VIEDMA- Construcción y forestación de veredas. Reparaciones y concesiones de servicios públicos. Se trata de las actividades en marcha en el balneario El Cóndor. Aún así, los protagonistas de ayer fueron la temperatura -con 33 grados- y la masiva presencia de bañistas.

La temporada será oficialmente habilitada el 15 de diciembre, es decir, lo hará el nuevo intendente.

Además, la dilatación del lanzamiento permite al municipio capitalino concluir con las construcciones de veredas e ingresos de playas.

También, compensar algunas demoras en reparaciones de baños -recién esta semana podrán iniciarse trabajos- y consecuentes concesiones.

Igualmente, el privado que accedió al manejo de la playa de El Faro inició refacciones días pasados ya que faltaban documentaciones del Concejo Deliberante y del Ejecutivo por su concesión directa (ver aparte).

Según el director de Turismo, Producción y Medio Ambiente, Humberto Iglesias, los preparativos están direccionados en tres ejes: la infraestructura, la concientización turística y la promoción de atractivos locales. "Además, hay un cuarto, la puesta en marcha de los servicios de verano, los cuales deberán tener en cuenta los integrantes del nuevo gobierno".

En cambio, los servicios que deben implementarse antes de la temporada son la información turística, el operativo de control de tránsito, el incremento de la policía y el refuerzo de equipamiento para el mantenimiento operativo del balneario.

Hay que sumar la organización de los encuentros característicos: la fiesta del Mar y del Acampante, la del Río y la llegada de la regata del rio Negro.

En relación a la infraestructura, la comuna construye veredas y entradas a las playas, una plaza y otras en la villa marítima.

También, debe reacondicionar los baños públicos ubicados en la rotonda de acceso y renovar distintas concesiones.

Esta temporada se inaugurará una edificación -ubicada frente al Complejo de la Caja- que servirá de sede de guardavidas, baños públicos y una confitería.

La refacción de los sanitarios en la rotonda de acceso comenzaría esta semana y todavía falta definir el nuevo concesionario.

Coincidentemente, saldrán a la venta los pliegos para ceder el manejo del complejo de baños y confitería de la playa intermedia.

También, resta definir en el Concejo Deliberante la situación del restaurante (lindero a la delegación) ya que el poder de concesión dado a la Junta Vecinal vence el próximo 3 de noviembre.

La concientización -según Iglesias- se alienta con un curso de informantes "turísticos no convencionales", que comenzó el jueves y se extenderá por un mes, como también, por 60 charlas ofrecidas en escuelas de toda la capital.

En la temporada anterior, el ingreso de visitantes a El Cóndor promedió las 15 mil personas por fin de semana.

El municipio estima incrementar ese índice este año por la promoción en distintos centros emisores de viajeros.

Por ejemplo, se participó en la Feria Iberoamericana de Turismo, que finalizó el martes pasado en la ciudad de Buenos Aires.

Por su parte, en Viedma, la empresa que realiza la remodelación y defensas en la Costanera acelera los trabajos para cumplir con la etapa prevista.

La misma se extiende desde el muelle de lanchas ubicado sobre la avenida 25 de Mayo, hasta el Barco Hundido, unos 850 metros hacia el lado del puente Basilio Villarino.

Una pendiente suave cubierta de césped permitirá el uso de la playa incluso con marea alta y la reconstrucción del muro servirá como defensa ante eventuales inundaciones.

Un nuevo concesionario reabrirá el parador de El Faro

El balneario El Cóndor sumará esta temporada nuevas obras.

El municipio concesionó -en forma directa y por 20 años- el parador de la bajada de El Faro, cerrado y abandonado desde hace dos años.

El proyecto privado corresponde al empresario local, Carlos Steding.

El mismo incluye la remodelación del edificio existente y la limpieza total del terreno.

También se instalará un playón de arena para deportes de verano, como beach vóley y fútbol playero.

Asimismo, se instalarán juegos para los más chicos y se delimitarán espacios verdes.

En esta primera etapa -se concesionó por 15 años, con opción a otros 5- se construirá un muro perimetral de estilo mediterráneo y escalinatas para descender a la playa, que cambiarán la fisonomía del lugar.

La segunda etapa

Steding indicó a "Río Negro" que "en una segunda parte de los trabajos (para la temporada 2000-2001) se ampliará el playón deportivo, guardarropas y se construirán algunos fogones". Finalmente, se cerrará con la instalación de un tobogán de agua, de unos 10 metros de caída.

El adjudicatario sostuvo que "si el tiempo alcanza se podría inaugurar el tobogán este verano", pero adelantó que "por normas de seguridad, el diseño y la construcción son muy complejas".

La puesta en marcha de este parador turístico se complementará a partir del 2001 con la construcción de un motel de 17 habitaciones.

Allí se dará alojamiento y comodidades a los turistas que pasen por la comarca hacia otros destinos como Puerto Madryn y Las Grutas.


Comentarios


Viedma y El Cóndor se alistan para el verano