Continúa la discusión salarial para los municipales de Viedma

Rechazaron la suba del 9% en tres tramos propuesta por el Ejecutivo. Habrá bono de fin de año y aumento en el salario familiar.

12 oct 2018 - 17:20

En el marco de una nuevo reunión de la Mesa de la Función Pública de la municipalidad de Viedma los trabajadores rechazaron una suba salarial del 9% para la última parte del año.

El Ejecutivo presentó una propuesta de seis puntos, que en su mayoría fueron aceptados por los gremios Soyem y UPCN, pero se mantiene la disputa de aumento para el último trimestre y si bien los representantes sindicales no hablan de porcentajes esperan acercarse al índice inflacionario que se especula para este año.

Los trabajadores ya cobraron un incremento del 21% este año y la oferta oficial es sumar un 3% en cada uno de los salarios de octubre, noviembre y enero de 2019. La repuesta gremial rechaza ese mecanismo porque consideró “insuficientes los porcentajes propuestos” y pidieron “un incremento sustancial” relacionado con el “índice inflacionario para el año 2018” y que “el incremento a aplicar deberá ser dentro del año en curso”.

El punto volverá a discutirse el próximo martes, a partir de las 12.30; en tanto que ambos gremios aceptaron la suba en el salario familiar que será de 1.684 pesos por hijo, a partir del 1 de octubre; el cobro de una suma fija o bono de fin de año de 5.000 pesos, distribuidos: 1.000 en noviembre, 3.000 en diciembre y 1.000 en enero de 2019, aunque pidieron “mejorar el monto propuesto”; y se acordó que el bono se abonará antes de las fiestas de fin de año y el sueldo de diciembre el último día hábil de ese mes.

Por último, el encuentro estableció que el nuevo mínimo municipal será de 14.800 pesos, pero según los gremios “sujeto al incremento salarial” que todavía se discute.

El secretario general de Soyem, Emilio Recachuk, dijo que “sería bueno que lo pudieran mejorar” en referencia a la suma fija acordada porque “el año asado fue de 4.500 pesos” y sobre el aumento salarial pendiente sostuvo que “lo que nosotros queremos es que se llegue, por lo menos, al nivel inflacionario previsto”.

En ese sentido dijo que “es una caja de Pandora y no sabemos cuanto será, pero siempre hablando entre un 40 y un 45 por ciento” y ratificó que “vamos a seguir discutiendo en el marco de la Mesa de la Función Pública y tal vez prever a lo mejor algún tipo de cláusula gatillo para que no nos vuelve a pasar lo que pasó en el primer tramo del año que la inflación estaba pautada para un 15 y habíamos logrado un 21, ese 6 por ciento era para no implementar la cláusula gatillo que estaba mal vista a nivel nacional y provincial”.

DeViedma

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.