Corrupción de menores: por peligro de fuga, Sella seguirá preso

El abogado viedmense se estaba desprendiendo de su patrimonio y el fiscal Puntel solicitó que siga detenido en la audiencia de excarcelación.

31 mar 2017 - 00:00

El abogado Rubén Sella seguirá detenido en la comisaría Primera de esta capital en el marco de la causa que se le sigue por presunta corrupción de menores. El juez penal Carlos Mussi hizo lugar al pedido del fiscal Juan Pedro Puntel que consideró que el letrado debe continuar privado de la libertad, en el marco de una audiencia de excarcelación.

Esta es la cuarta causa de corrupción de menores que involucra a Sella como único imputado. Está procesado como “promotor de actos corruptivos, en concurso real con promotor de la prostitución de una menor de edad, agravadas por abuso de una situación de vulnerabilidad” en tres hechos. Se el imputó otra imputación más por haber ejecutado actos de exhibiciones obscenas en forma involuntaria a un menor de 18 años.

Este procesamiento aún no está confirmado por la Cámara que podría expedirse esta semana.

El pedido de la libertad de Sella fue planteado por su defensor pero fue denegado.

En la audiencia convocada para resolver este recurso, Puntel consideró la factibilidad que Sella se de a la fuga, en el caso de recuperar la libertad.

Argumentó las mismas consideraciones presentadas al momento de pedir la detención del abogado el 22 de este mes vinculadas a diversos informes brindados por la Brigada de Investigaciones que daban cuenta de que Sella estaba desprendiéndose de su patrimonio, lo que permitía inferir que era factible que pretendiera darse a la fuga.

Por su parte, la defensa de Sella ejercida por Edgardo Corvalán presentó documentación para demostrar que esas maniobras comerciales respondían únicamente a inversiones.

Ante esta argumentación, Puntel pidió que sean certificadas esas operaciones y sumó a su pedido de mantener la detención la condena que pesa desde el lunes sobre el ex juez Juan Bernardi.

En este sentido estimó que el peligro de fuga sigue latente ya que ante la certeza de una condena de esas características el imputado puede pretender darse a la fuga para evitar la prisión, “máxime considerando que el ex juez fue sentenciado a cinco años de prisión por un delito menor, con menos hechos y cantidad de pruebas”. Además se refirió a la coincidencia de las situaciones entre los dos abogados imputados, ambos con medios económicos suficientes para darse a la fuga, condiciones destacadas favorablemente por el Tribunal de la causa Bernardi. Esta consideración judicial fue valorada por Puntel como antecedente.

DeViedma

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

DeViedma