Lesiones en el parto, una necesidad de tratamiento urgente

El especialista en reconstrucción de miembros superiores, Sebastián Valbuena, brindó una charla para los padres cuyos hijos nacieron con Parálisis Braquial Obstétrica (PBO).

17 abr 2018 - 00:00

Ampliar los conocimientos y habilidades sobre el diagnóstico y tratamiento de la Parálisis Braquial Obstétrica (PBO), proveniente de un riesgo del parto con mala praxis; fue uno de los puntos de encuentro para familias que padecieron ese problema de salud con sus hijos y que acudieron a una Jornada de Concientización que se realizó en Viedma.

Durante la reunión se habló de la importancia de identificar y tratar esta lesión que puede dejar secuelas irreversibles en los movimientos de un niño o una niña, sino se opera.

La PBO es una lesión que se provoca en el momento del parto, generando que los bebés sufran lesiones del plexo braquial, que es el conjunto de nervios que da movilidad y sensibilidad al brazo del bebé.

El nombre de esta patología responde a “Parálisis” porque no hay movimiento, “Braquial” porque afecta a todo el miembro superior y “Obstétrica” porque viene del parto.

Concitó el interés de familias que llegaron a la capital para participar de las charlas y además escucharon atentamente al doctor Sebastián Valbuena, uno de los cinco mejores de Latinoamérica en la especialidad de Cirugía de mano y reconstructora de miembro superior.

Actualmente, Valbuena se desempeña en el hospital El Cruce de Florencio Varela.

La necesidad de juntarse y hacerse escuchar por los malos momentos vividos y el peregrinaje de atención médica reunió a familias de Viedma, Patagones, Zapala, Bahía Blanca, Santa Rosa y Puerto Madryn.

“Yo no soy ginecólogo y no vine a hablar de lo que pasó (en el parto), por lo tanto la idea es que este contacto sirva para indicar cómo se tratan las secuelas y las posibilidades de reconstrucción”, dijo Valbuena a “Río Negro”.

En el marco de las actividades de concientización, aclaró que “no queda agradable hablar de chicos con ‘brazos de trapo’, porque (este accidente del parto) tiene diferentes tipos de presentaciones clínicas, y esa calificación es un grado extremo de parálisis que representan menos casos, entonces queda mejor decir PBO”.

A su entender, “es algo que puede ocurrir, hay que tomar recaudos, y tomar conciencia de que una vez que aparece la parálisis hay que tratar de hacer un diagnóstico y cuanto más rápido se detecte, existe mejor posibilidad de tratamiento”.

Valbuena, integrante de la Asociación Argentina de Cirugía de Manos (AACM), aprovechó la ocasión para reunirse con una veintena de padres y atenderlos ante las consultas médicas que tenían.

El encuentro surgió por iniciativa de la Asociación Civil PBO “Manitos arriba” de la capital rionegrina. Su presidenta, Roxana Millaqueo, puso énfasis en señalar la importancia de discutir con el Ministerio de Salud de Río Negro políticas de Estado con el propósito de impulsar un protocolo de actuación que incluya una derivación inmediata de casos.

Entre las familias que acudieron se encontraba la de Daiana Carranza, que viajó especialmente desde Bahía Blanca.

“En mi ciudad es un tema tabú. No se habla en el hospital Penna, donde fui atendida. En un principio me dieron muchas vueltas, cuatro meses después del parto me enteré de lo ocurrido. Luego de prácticas médicas, terapia ocupacional, kinesiología y dos cirugías, puedo decir que mi hijo hace una vida normal”.

“Es algo que puede ocurrir. Hay que tomar recaudos y saber que una vez que aparece la parálisis hay que hacer un diagnóstico lo más rápido posible”.
Sebastián Valbuena aseveró que es importante tomar consciencia sobre el PBO.
El dato
280
Son los casos al año que, según los especialistas, requieren de una intervención quirúrgica.
Viedma

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.