Un mes de prisión para un hombre denunciado por violencia de género

El imputado no fue encontrado en ninguno de los domicilios allanados en Viedma y tampoco en un trabajo por carecer de uno fijo.

10 feb 2018 - 00:00

Un mes de prisión para un hombre denunciado por violencia de género, amenazas y daños. Esta es la primera vez en Viedma que la Justicia dispone la privación de la libertad de una persona mientras se encuentra pendiente la audiencia de formulación de cargos.

Sucede que la jueza de Garantías, Itziar Soly, consideró los hechos denunciados, las pruebas reunidas y pendientes de producción, el grado de violencia manifestado por el imputado, el temor de víctima y testigos como elementos suficientes para ordenar la detención. Frente a los hechos tuvo en cuenta también la posibilidad de fuga ante la falta de respuesta del imputado a las citaciones judiciales.

Ayer, por ejemplo, no asistió a la audiencia a a pesar de haber sido notificado hasta telefónicamente de su obligación de estar presente. Tampoco se comunicó con la defensora oficial, Marta Guianni, quien lo representó en la audiencia y para quien fue exagerada la preventiva al proponer otras alternativas menos gravosas.

Una reciente amenaza y un golpe con un arma generó el pedido fiscal de allanamientos en viviendas frecuentadas por el imputado, quien no tendría un domicilio fijo, y el secuestro de una réplica de una nueve milímetros, según fue informado en la audiencia de ayer.

En representación de la mujer víctima, el abogado de Viedma Favio Igoldi, pidió como medida cautelar la detención por el término de dos meses del imputado, solicitud con la que coincidió el fiscal, Juan Pedro Puntel.

El funcionario también adhirió a los fundamentos manifestados por Igoldi en el sentido que si bien las lesiones provocadas por el imputado a la mujer en agosto del año pasado fueron consideradas de carácter leve, se sumaron luego otros hechos como los daños sufridos por la expareja en su auto, las amenazas de muerte proferidas hasta por redes sociales a ella y a cercanos, “evidenciando una conducta violenta”.

Destacó que el Estado, en este caso en la figura de la jueza, “debe proteger a las víctimas de violencia de género y está obligado a tomar medidas en ese sentido”.

En este marco agregó que el imputado no fue encontrado en ninguno de los domicilios allanados y “permanece deambulando por las calles generando temor en mi representada que debe estar en su casa con un botón antipánico y un policía en la puerta”.

Pidió la detención como medida cautelar por protección de la víctima y para evitar una obstrucción en la investigación, así como la posible fuga al destacar que a pesar de los allanamientos en distintas viviendas no fue ubicado y tampoco se lo puede encontrar en un trabajo por carecer de uno fijo. Frente a esta situación “poco se puede esperar que responda al proceso”, dijo.

DeViedma

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección