“Viene una etapa en la que el foco estará puesto en el crecimiento económico”

Entrevista con Agustín D'atellis (economista)



Finalizó el proceso electoral y la semana llegó con un super cepo cambiario, y el inicio de la trancisión de gobierno. Para analizar la coyuntura y lo que viene en materia de política económica, el economista Agustín D’attellis dialogó con PULSO. El especialista indicó que fue irresponsable la política cambiaria previa a las elecciones, y señaló el dificil escenario que debera afrontar Alberto Fernández.

PREGUNTA: ¿Qué opina de la re instauración de un cepo cambiario casi total?
RESPUESTA: Creo que terminó siendo una decisión mucho más drástica de lo que pudo haber sido si se tomaba la determinación a tiempo. Hace semanas que vengo señalando que era necesario restringir más el acceso a la compra de divisas, y colocar el límite en torno a los u$s 2.000. La demora hizo que tras las elecciones la medida deba ser mucho más estricta, y generó además la pérdida de miles de millones de dólares en reservas.

P: ¿Por qué cree que la medida debió tomarse antes?
R: Lo que sucedió antes de las elecciones fue de una enorme irresponsabilidad de parte del gobierno, privilegiando la obtención del objetivo electoral a un costo altísimo para todos los argentinos. Se veía con claridad que la pérdida de confianza en la economía argentina era absoluta, que había un proceso de dolarización lanzado, y que había una baja diaria en el nivel de reservas producto de la salida de depósitos, los vencimientos de deuda, y la presión de la demanda de divisas. No haberlo hecho a tiempo, significó que por ejemplo la semana previa a las elecciones, inicie con una baja en las reservas de u$s 800 millones el lunes, y finalice con una pérdida de u$s 2.000 millones el viernes. A ese ritmo, el Banco Central quebraba en un par de semanas.

P: ¿Cuáles pueden ser las complicaciones inmediatas de la aplicación de un cepo tan rígido?
R: Por el momento, no más que la restricción para atesoramiento. Me refiero a que no hay impedimento de adquirir divisas para turismo o importaciones y otras cosas. habrá que esperar para ver como evoluciona la implementación de la restricción. Las miradas apuntan principalmente a la brecha entre el tipo de cambio oficial y el dólar libre en sus diferentes versiones. La primera semana fue de mucha confusión. Pero lo lógico es que si las restricciones se mantienen, tarde o temprano la brecha tienda a ampliarse.

P: ¿Qué dificultades acarrea la ampliación de la brecha?
R: Es muy probable que se genere una presión inflacionaria adicional. Es decir, aun con mega cepo y dólar oficial quieto, tal vez se observe una inflación que no cede, que en los próximos meses podría ubicarse en un promedio del 5% mensual, lo cual es un registro altísimo, que dejaría el acumulado anual del 60%.

El próximo gobierno necesitará atender distintos frentes, pero usando como base de sustento la prioridad del crecimiento.

P: ¿El tipo de cambio de referencia no debería ser el oficial?
R: Cuando existen este tipo de restricciones, los formadores de precio miran el dólar alternativo, porque se considera que el precio del oficial es ficticio. Naturalmente el paso a precio de la brecha no es total, pero sin dudas tiene impacto parcial. En las expectativas del empresario existe la certeza de que las ventas son en pesos, y que las ganancias en pesos pierden valor, por lo tanto hace falta dolarizarlas, y para dolarizarlas, el precio relevante de hoy, es el dólar informal. No es que va a haber un gran salto inflacionario como si el dólar oficial hubiera saltado hasta a $80, pero si el contado con liqui está en $80, probablemente no se registre la desaceleración de precios que el gobierno esperaba de acá a fin de año.

P: ¿Qué tono cree que tendrá la política económica de Alberto Fernánadez?
R: Creo que el programa deberá considerar dos partes. Primero la recuperación del empleo y del consumo. Segundo la recomposición de la ecuación fiscal, la negociación con el FMI y los acreedores. El próximo gobierno necesitará atender todo eso a la vez, pero usando como base de sustento lo primero. En contraste con la política de ajuste que se viene llevando a cabo, creo que viene una etapa de estímulo a la demanda agregada, mas en clave keynesiana. Pero ese tipo de política deberá enmarcarse dentro de una renegociación de deuda. Esa negociación debiera ser voluntaria, amigable, sin ningún tipo de imposición, pero atendiendo la lógica que se está plateando de una economía que necesita crecer.

P: ¿Qué papel jugará el Fondo en esa negociación?
R: El Fondo sabe que así como está planteado hoy el acuerdo, las condiciones son inviables para la Argentina. Habrá que sentarse, poner los números de la mesa, y explicarle a los emisarios del FMI como entiende la economía el nuevo equipo económico, con la premisa de que sin crecimiento, el acuerdo es impagable. En el camino tal vez hay algún desvío en las metas monetarias o fiscales. Un esquema de déficit fiscal permanente es insostenible. Pero hay que transformar el círculo vicioso en un círculo virtuoso. Una vez que la economía empiece a crecer, ello impactará positivamente en la recaudación y mejorará la ecuación fiscal, lo que permite pensar en un nuevo cronograma de pagos.

P: ¿Podrá Fernández escapar de las exigencias del FMI como la reforma laboral o previsional?
R: Respecto a lo laboral, lo más probable es que sea necesaria una reforma. Pero no creo que se plantee una reforma del tono de la que aplicó Brasil por ejemplo. Pero dada la evolución de los tiempos, la tecnología y la dinámica de ciertos sectores, es evidente que hay cuestiones laborales que han quedado obsoletas. Pero no creo que venga una flexibilización laboral a la brasilera. Respecto a lo previsional, y dada la situación actual de los jubilados que han sido de los mas castigados en el último tiempo, difícilmente exista margen para una reforma previsional profunda en lo inmediato.

PERFIL: Agustín D'atellis

Agustín D’Attellis es licenciado en Economía en Universidad de Buenos Aires (UBA). Especialista en macroeconomía y mercados financieros, es docente e investigador de la UBA. Columnista habitual en los medios de comunicación, condujo el programa “Economía 4D” en CN 23 y en AM 750. Dirige la consultora Ágora Consultores.


Comentarios


“Viene una etapa en la que el foco estará puesto en el crecimiento económico”