Villa Farrel reclama asfalto

No hay peatón que al caminar por Alderete al 2000 no observe, entre sorprendido y

ofuscado, los baches, la polvareda que levantan los colectivos circulando como "en carrera" y el barro acumulado producto de las lluvias. Se trata de la obra de asfalto prometida desde hace meses que aún "brilla por su ausencia" y despierta el reclamo de los vecinos enfrentados con su paciencia.

Al recorrer Alderete, entre Carmen de Patagones y Río Diamante, las personas descubren que en esa zona el pavimento se hace esperar. Pasó un tiempo desde el anuncio de la obra de asfalto prometida por las autoridades municipales y hoy abundan los pozos, el ripio y el barro.

 

La queja de un vecino

 

Un vecino, Carlos Kletzel, señaló a "Río Negro" que "sería bueno apurar el asfalto que está anunciado en Alderete, que es una arteria de entrada desde Cipolletti -una de las tres principales-" a la ciudad.

Kletzel recomendó recorrer la zona los días de lluvia, porque con "el barro y los baches se hace imposible transitar" y la gente que vive e esa zona no es "dueña de estacionar los autos en la calle porque los micros pasan sobre los charcos y enchastran los vehículos".

Para este vecino, "salir a pie es imposible únicamente equipado con botas para barro".

También el polvo causa dolores de cabeza a los frentistas cuando está seca la calle debido a la demora del paso del regador. A esta situación, Kletzel la definió como "mucho peor", ya que el polvo ingresa en los hogares "por más hermético que uno haya cerrado las aberturas y la limpieza durará horas".

A los ojos del vecino, la polvareda se agrava cuando pasan los colectivos "cada 10 o 15 minutos" porque "parece que van en carrera y las partículas de tierra permanecen flotando en el aire".

Y de pronto aparece la calle San Juan. Allí los habitantes de "Tejas Rojas" y los barrio aledaños suman reclamos similares a los de Kletzel.

También se quejan por la demora del asfalto, el lodazal de esa arteria los días lluviosos, la tierra, los baches y otros temas que impiden un cambio urbano en el mencionado sector de Villa Farrell y Sapere.(AN)

Plaza insegura

Delimitada por las calles García Bayón -entre Amaranto Suárez y Minas- y algunas especies vegetales, se dispone una plaza para el paseo y la recreación de los vecinos. Pero tan pronto como la noche desciende sobre ese espacio verde todo se vuelve no sólo oscuro sino inseguro, y la queja recae sobre la falta de luminarias y la desidia de las autoridades municipales. “De noche es imposible y sólo tenemos la luz que da a la calle”, dijo Daniel, un vecino, a esta redacción. “Estamos cansados de llamar a la comisaría”, dijo en referencia a los inconvenientes que motiva la falta de luces. (AN)

CARA Y CECA

Completan pavimento en Leguizamón

Para conectar la ciudad de norte a sur, la comuna aprobó la pavimentación de la totalidad de la calle Leguizamón. Son tres cuadras, entre La Plata y Fava, que permitirán el asfalto en toda su extensión. Con un presupuesto de 420.000 pesos y un plazo de ejecución de 120 días corridos, la comuna aprobó por decreto los pliegos de bases y condiciones para la compulsa de precios destinada a pavimentar por completo la Leguizamón. De todo, los principales trabajos que se ejecutarán en la zona consisten en excavaciones y desmontes, demoliciones y reconstrucciones de pavimento y cordón cuneta, colocación de badenes y desagües, entre otros, tal como informó anteayer la comuna en el boletín de prensa.(AN)

Inundaciones en Canal V

“Todo es una laguna, inundación y agua” son las palabras de un vecino de Canal V. Y Así como las personas de ese barrio se quejan por la intransitabilidad de la arteria, la cámara fotográfica registró la imagen después del temporal de lluvias. La situación se repite y colma a paciencia de los vecinos. “Es una laguna, está todo inundado y no se puede salir”, sentenció el frentista del complejo Pinamar en diálogo con esta redacción. Añadió que entre Godoy y Rufino Ortega el panorama se agrava y la zona se vuelve intransitable, tanto para circular en automóvil como caminando. “Desde hace dos años que vivo allí y siempre ocurre el mismo problema”, dijo el vecino. (AN)

Intransitable

Transitar por la calle Lanín, entre Bejarano y O’Connor, puede resultar una aventura difícil de olvidar, sobre todo si se circula en automóvil. Montículos de tierra, baches, desniveles y pozos que parecen un “cráter” dominan un tramo de 10 cuadras, al tiempo que despiertan la queja de los vecinos que viven en Colonia Valentina Sur y Balsa las Perlas. Los frentistas reclaman al municipio la reparación de la calle. Al realizar un recorrido por Lanín, “Río Negro” constató que la calle está repleta de pozos y baches. También pudo observarse que allí se realizó una obra de infraestructura de cloacas y hoy la arteria se viste con los vestigios de construcción, tales como montículos de materiales, entre otros. (AN)

CONTACTO “Río Negro” pone a disposición de los vecinos una línea telefónica y un correo electrónico para que denuncien problemas de infraestructura o servicios: 449-0924 - barriosnqn@rionegro.com.ar


Comentarios


Villa Farrel reclama asfalto