Villa, San Martín y Bariloche, en la previa del clásico Cruce

El Club de Corredores tiene un atractivo calendario para la región.



#

atletismo

Gentileza

En el 2013, unas 2.500 personas participaron de la prueba que une Chile y Argentina.

El Club de Corredores que dirige Sebastián Tagle se prepara para desembarcar, una vez más, en la región. La empresa deportiva que organiza carreras de calle y montaña llegará a Neuquén y Río Negro en los próximos meses con tres pruebas diferentes. Una por equipos en San Martín de los Andes, un ultratrail en Bariloche y el internacional Cruce de los Andes chileno-argentino.

El domingo le darán forma a una nueva edición de la competencia por equipos que une a Villa la Angostura con San Martín de los Andes, llamada Hitec 7 lagos, mientras que el 9 de noviembre presentarán el ultra de montaña denominada The North Face Endurance Challengue, una prueba que ofrece cuatro distancias diferentes: 10, 21, 50 y 80 kilómetros.

El 6, 7 y 8 de febrero del 2014 Sebastián Tagle traerá a la carrera que él mismo diseñó, una competencia única que une dos países y donde los participantes deberán pernoctar dos noches en plena cordillera de los andes. El Cruce Columbia partirá de Puerto Varas, Chile, y finalizará en Villa La Angostura, Argentina.

“El Cruce es mi hijo, es mi idea, la hice como la soñé. Ese formato no estaba en el mundo y la diseñé como más me gustó”, comentó Tagle con orgullo, y al hacerlo sus ojos parecían viajar a la cordillera y su sonrisa se marca a fuego.

La edición número 13 tendrá dos campamentos muy diferentes y atractivos, uno estará a orillas de un lago y el otro a mil metros de altura en plena montaña.

Correr es el deporte más antiguo del mundo, está presente en cualquier actividad física que uno pueda practicar, pero siempre fue mirado con desprecio. Nunca había podido instalarse masivamente en la sociedad y las marcas no lo veían como una de las disciplinas más rentables. Hoy eso forma parte del pasado, las calles están plagadas de personas corriendo, de a poco fue sumando adeptos y es una de las disciplinas más masivas en el planeta.

Las grandes marcas vieron en el running una gran vidriera, no sólo mejoraron sus artículos sino que también comenzaron a tener sus propias carreras, algunas cuentan con circuitos mundiales.

“El crecimiento más notorio se vio en el 2001, luego de la crisis económica la gente se sumó a correr para distraerse, el running le daba satisfacciones y su crecimiento fue sostenido. Además correr es gratis, no dependes de nadie, lo haces donde querés y ningún fixture te maneja los tiempos”, explicó Tagle, y a su vez aseguró que esta actividad tiene como responsable absoluto a la gente, “ es un deporte sin televisión y sin una federación fuerte, pero a la gente le gusta y se encargó de hacerlo crecer”. (Sergio Arregui)


Comentarios


Villa, San Martín y Bariloche, en la previa del clásico Cruce