Vinculan a barrabravas de Boca con crimen de dos supuestos narcos





Tres personas fueron detenidas en una serie de 11 allanamientos realizados ayer en busca de pistas sobre los autores de la «masacre de Unicenter», en la que dos presuntos narcos colombianos fueron brutalmente asesinados a balazos.

La balacera mortal en el shopping de Martínez ocurrió hace un año y de acuerdo con los datos de la investigación están bajo sospecha de la Justicia «un empresario y dos barrabravas del club Boca Juniors».

Entre los lugares allanados están las casa de los integrante de «La 12» Richard «El Uruguayo» Laluz Fernández y la de un sujeto apodado «El Zurdo». Los investigadores también allanaron la vivienda del empresario Martín Magallanes, quien fue socio de Sebastián Forza, una de las víctimas del triple crimen de General Rodríguez que dio origen a la gigantesca investigación de «la mafia de la efedrina» en nuestro país y sus conexiones con el exterior.

Los procedimientos de ayer, realizados por la Gendarmería y la policía bonaerense, fueron supervisados por el fiscal de Martínez Diego Grau, quien tiene la sospecha de que los dos barrabravas de Boca y el empresario fueron quienes dieron «apoyo logístico» para matar a Jorge Quintero Gartner y Héctor Luque Ceballos el 24 de julio del año pasado en el estacionamiento de Unicenter.

En un domicilio de Barracas la policía apresó a Jorge Moreyra, apodado «El Zurdo», a quien se vincula con Richard. Este último, a su vez, se encuentra detenido por otra causa. También se allanó la casa de Richard, en el partido de Avellaneda, donde quedó detenida su esposa tras hallarse en el lugar una pistola calibre 40, el mismo tamaño de proyectil que el de las balas usadas para matar a los colombianos en el shopping.

En otro de los procedimientos hubo un tercer detenido y se secuestraron pistolas calibre 9 mm. y 45.

El domicilio particular del empresario Magallanes, en un country del partido de Escobar, y su empresa «Unifarma» también fueron allanados, aunque no se indicó con qué resultados.

El doble crimen de los colombianos fue cometido por tiradores que se acercaron al auto de las víctimas y abrieron fuego con dos pistolas calibre 40. Quintero Gartner murió allí mismo y Duque Ceballos fue trasladado al hospital de San Isidro donde murió horas después. Un tercer hombre se refugió en el shopping y resultó ileso. Desde el inicio, el crimen fue investigado con un móvil mafioso vinculado al narcotráfico. (Télam)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Vinculan a barrabravas de Boca con crimen de dos supuestos narcos