¿Vínculo regional con la evasión en combustibles?

Una investigación periodística reveló que una de las empresas bajo la lupa por supuesta evasión impositiva, cercana a 600 millones de pesos, tiene estaciones de servicio de las denominadas "blancas" en El Bolsón y Esquel. Ambas incluyen entre sus directivos a yernos del militar golpista Aldo Rico, actual intendente y futuro ministro de Seguridad de Carlos Ruckauf en la provincia de Buenos Aires. La esposa de Rico era una de las accionistas de la empresa investigada.



Buenos Aires (Infosic/ AR/AEB)- Dos yernos del intendente de San Miguel, el militar golpista y futuro ministro de Seguridad de Buenos Aires Aldo Rico, se desempeñan como gerentes de dos estaciones de servicio de bandera blanca pertenecientes a Cop Petrol, una empresa sospechada de haber participado en maniobras de adulteración de naftas, señaló ayer una investigación periodística.

Los dos yernos del ex carapintada, el teniente primero retirado del Ejército José Alejandro Giuliani y el capitán retirado Luis Octavio Manuel Soage, son los gerentes operativos de dos estaciones de servicio de bandera blanca ubicadas en El Bolsón y Esquel, pertenecientes a Cop Petrol, de acuerdo con el informe que publicó ayer el diario "Clarín" .

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), Carlos Silvani, confirmó a principios de mes la existencia de "verdaderas mafias" operando en maniobras de contrabando, adulteración y venta fraudulenta de combustibles, con una evasión fiscal de más de 600 millones de pesos anuales.

En esa oportunidad, Silvani confirmó que una de las empresas investigadas era Cop Petrol aunque aclaró que no la había denunciado judicialmente por falta de pruebas. El diario recuerda que el mismo argumento de la falta de pruebas para ir a la justicia utilizó Silvani en 1997 cuando comenzaba la investigación contra el ex secretario de Turismo de la Nación, Omar Fassi Lavalle, quien actualmente está detenido por evasión impositiva.

El titular de la empresa Cop Petrol es el menemista Santiago Cúneo, uno de los impulsores de la fallida re-reelección, quien también se desempeña como presidente de la Cámara de Estaciones Blancas de la República Argentina (CEBRA).

La primera sospechosa de familiares de Rico vinculados con esa causa es la esposa del ex carapintada, Noemí Crocco, quien al menos hasta el año pasado poseía el 33 por ciento de las acciones de Cop Petrol. La Afip investiga las maniobras realizadas desde 1997.

De acuerdo con el diario Clarín, los dos yernos del futuro ministro de Seguridad bonaerense se desempeñan actualmente como gerentes de dos estaciones de servicio de bandera blanca pertenecientes a la empresa investigada.

Una de las estaciones de servicio está ubicada en la ruta 258 y Pastorini, a pocas cuadras del centro de El Bolsón.

Los empleados que se desempeñan allí dicen que vieron muy pocas veces al teniente primero retirado Oscar Giuliani quien, según Pablo Makarczuk, gerente regional de Cop Petrol, no tiene funciones en la empresa.

Sin embargo, en la guía de Cargos Empresarios que se edita en la comarca andina, Oscar Giuliani aparece con el cargo de "gerente operativo" de la empresa en El Bolsón.

Giuliani ocuparía la secretaría privada de Rico cuando asuma el 10 de diciembre como ministro de Seguridad bonarense.

Cop Petrol fue fundada a principios de 1997 y el año pasado pidió su propia convocatoria de acreedores.

Una de las modalidades de adulteración detectadas es la venta ilegal de combustible declarado con destino exento por formar parte de un proceso productivo, en estaciones de servicio u otros puntos de comercialización.

También se detectó la utilización de solventes ingresados o adquiridos por empresas exentas con el fin de fraguar o estirar el combustible, obteniendo así un mayor volumen; la documentación de compras de combustibles con destino a zonas exentas y su venta en zonas no exentas; y destinaciones documentadas como importaciones temporarias o depósitos provisorios que en los hechos se comercializan localmente.

Piden operativos de control de la DGI en la costa

VIEDMA - Los legisladores justicialistas pidieron a la Dirección General Impositiva la realización operativos sorpresa para detectar contrabando de combustible y control de productos. En una nota dirigida al jefe de la Delegación Viedma, los diputados de la oposición solicitaron a la DGI que cumpla con operativos sorpresas para detectar el contrabando de combustible y controlar la documentación de productos trasportados en las rutas Nº 3 y 23.

Además señalaron en la nota que el control de remitos y facturas de las mercaderías trasportadas con fines comerciales en esas rutas "debe ser la preocupación de la DGI para evitar el contrabando de combustible que ocurre en esas vías y que se expenden a la mitad de precio al sur del paralelo 42º".

Por otra parte los diputados justicialistas denunciaron que "esta maniobra presuntamente dolosa la realizan personas particulares y estaciones de servicios, ubicadas al norte del paralelo 42º, en forma reiterada, con equipos-tanques propios con lo cual se estaría evadiendo al fisco aproximadamete en 400 y 500 mil pesos mensuales, lo que indica un tráfico ilícito de combustrible en la zona atlántica".

Propusieron como solución la realización de operativos conjuntos entre la Policía y la barrera sanitaria.


Comentarios


¿Vínculo regional con la evasión en combustibles?