Violento atraco a una farmacia para llevarse psicotrópicos

Los autores fueron dos. Golpearon a uno de los empleados



#

Yamil Regules

Los ladrones robaron también dinero en efectivo. Escaparon en una motocicleta sin dejar rastros.

NEUQUÉN (AN).- Dos ladrones ingresaron a una farmacia fingiendo ser clientes y con un arma de fuego redujeron a los empleados, a uno de los cuales golpearon violentamente. Se alzaron con 600 pesos en efectivo y psicofármacos. Las víctimas llamaron al celular del móvil policial de la cuadrícula pero no fueron atendidos. El hecho no fue dado a conocer por la jefatura de la Policía que evita darle trascendencia mediática a los ilícitos que no esclarecen. El robo ocurrió el lunes minutos antes de las 20 en la farmacia Alderete, en calle Arturo Illia al 500 frente a la rotonda. En el interior de la farmacia se encontraban dos empleados, Bruno y Susana, acomodando la mercadería. Dos sujetos que descendieron de una moto tipo enduro tocaron el timbre del local y el empleado los dejó acceder. Mientras los atendían, uno de los sujetos pasó para la parte de atrás del mostrador a la vez que el otro sacaba de entre sus prendas una arma de fuego y amenazaba a la mujer exigiéndole que no lo mirara. Susana todavía conmocionada contó que “a Bruno lo llevaron hasta la caja registradora y cuando les dio el dinero le comenzaron a pedir más por lo que les entregó una caja de seguridad roja donde teníamos algo de cambio”, explicó la mujer. De forma violenta llevaron al muchacho a la parte del depósito y pidieron que les diera clonazepam, que cargaron en una mochila. Cuando se retiraban, a Bruno le aprisionaron la mano con la puerta de acceso a la farmacia y posteriormente le pegaron un culatazo en la cabeza provocándole una herida profunda. Los delincuentes huyeron en la moto y si bien Susana llamó “al celular de la cuadrícula nunca nos atendieron así que un vecino se encargó de avisar a la policía”. El joven lesionado fue trasladado al hospital Castro Rendón donde le pusieron varios puntos en la cabeza y un vendaje en la mano. En total los delincuentes se llevaron un número no precisado de cajas de clonazepam y no más de 600 pesos en efectivo, según explicó la propietaria de la farmacia que asegura haber padecido 11 robos desde que comenzó en el rubro. Dijo que a partir de ahora van a comenzar a atender más seguido por una ventanita y sólo dejarán entrar a clientes conocidos principalmente a partir de las 20. La causa está caratulada como robo calificado y si bien se rescataron algunas cosas en el lugar los peritos no lograron recuperar rastros que ayuden al esclarecimiento del caso.


Comentarios


Violento atraco a una farmacia para llevarse psicotrópicos