Violento ingreso de inmigrantes a Melilla

Centenares de africanos derribaron

Lo más visto



MELILLA, España.- Cientos de africanos atravesaron la doble valla de seguridad que separa Marruecos del enclave español de Melilla antes del amanecer del lunes y chocaron con la policía en su desesperación por hacer pie en Europa.

La oficina del ministerio del Interior español en Melilla dijo que 650 personas trataron de cruzar y unas 350 lo consiguieron. Añadió en un comunicado que 135 fueron tratadas por lesiones menores y cinco fueron hospitalizadas en observación. Siete agentes de policía sufrieron heridas. Por su parte el gobierno de Marruecos reclamó un “plan Marshall” para países del Africa subsahariana. (Ver aparte)

En incidentes similares el jueves en Ceuta, otro enclave al oeste por la costa marroquí, murieron cinco inmigrantes.

Después de salvar una valla de alambre tejido de tres metros de altura, los inmigrantes debieron atravesar otra, del doble de altura. El peso de los cuerpos derribó por lo menos dos tramos de valla de 20 metros cada uno.

Durante el incidente, los inmigrantes respondieron con violencia al intento de la policía de controlarlos, y algunos arrojaron piedras a los agentes. Horas después de los sucesos, zapatos, guantes, camisas y otras prendas, muchas de ellas manchadas de sangre, colgaban de la alambrada.

Escaleras toscas confeccionadas con ramas que usaron los inmigrantes para salvar la valla exterior estaban apiladas en el lado marroquí. Se veían charcos de sangre en varios lugares de un camino paralelo a las vallas.

Los inmigrantes que se entregaron o fueron detenidos, fueron llevados en autobuses a un centro de recepción de inmigrantes ya atestado. Muchos de ellos cojeaban y estaban vendados.

“Estábamos cansados d vivir en el bosque”, dijo Sega Sow, de 19 años, oriundo de Guinea-Bissau, cuya camiseta y pantalones estaban empapados de sangre. Tenía vendas en los dos brazos y la cabeza. “No había nada para comer, ni para beber”.

La avalancha de inmigrantes se produjo en un tramo de la valla que fue elevado últimamente. Sow y otros dijeron que eligieron ese lugar porque no había policía del lado marroquí.

La frontera de Ceuta y Melilla fue reforzada con soldados la semana pasada después que un millar de hombres trataron de saltar las vallas mediante escaleras improvisadas y unos 300 lo lograron.

En Melilla, la semana pasada, los inmigrantes -en su mayoría oriundos de países pobres al sur del Sahara- cruzaron por los extremos norte y sur de la valla de 10 kilómetros con forma de media luna. Ayer cruzaron por un punto cercano al centro, dijo la televisión española.

El alcalde de Melilla, Juan José Imbroda, dijo que no sabía cuántos inmigrantes habían cruzado esta vez, pero insistió que la solución al problema no consistía en desplegar más efectivos militares sino en una mayor cooperación de Marruecos para detener el flujo de migrantes. (AP/AFP)


Comentarios


Violento ingreso de inmigrantes a Melilla