Visto y oido en Nqn:

El PJ no se pone de acuerdo ni siquiera sobre el 17 de octubre • En Centenario transmiten fútbol en los actos



“Fashion”

 

Hubo más de 1.500 mujeres en la carrera de calle que organizó el ministerio de Acción Social, como claro soporte a la campaña política de los candidatos del MPN y, en especial, de María Ilse Oscos, propuesta para el Congreso Nacional. Pero sin duda que atrajo particularmente las miradas la diputada nacional Alicia Comelli. Lució espléndida la legisladora y marcó diferencia con el resto de las participantes. No sólo por la musculosa rojo fuego de su vestimenta, con la palabra “cuore” en blanco y negro, sus anteojos, la riñonera negra a la cintura y su pelo al viento. También se hizo notar porque a diferencia las 1.500 participantes, quienes disciplinadamente aceptaron colocarse la remera de la prueba. La prenda, blanca, por supuesto tenía con el infaltable logo de “Neuquén es confianza” en la parte delantera y en la posterior el del Banco de la Provincia del Neuquén. Comelli, tal vez porque la remera no le marcaba la silueta como la musculosa, se abstuvo de vestirla. Tampoco aceptó llevar el número que se le dio a la competidoras. Bueno, al fin detalles que le hubieran restado esa onda “fashion” que exhibió desde que se alistó en la largada para hacer el recorrido deportivo.

 

Vote a Oscos

 

Los organizadores de la prueba atlética para las mujeres del MPN no se preocuparon mucho por disimular el carácter propagandístico de la misma. No va es la primera vez y seguramente no será la última que se usa una actividad deportiva-recreativa para hacer política o promover un candidato, como en esta ocasión, o a un funcionario. Lo cierto es que si bien en el lugar de la largada no había ninguna referencia a la elección del domingo, a apenas unos metros del lugar de concentración se ubicaron las pro

motoras del MPN, que distribuyeron folletos a todo color con los candidatos partidarios y, naturalmente, de la ministra María Oscos, que organizó la actividad.

Malestar

 

Los dirigentes del PJ no dejaron pasar la oportunidad para cuestionar a sus pares que respaldan la candidatura a concejal del radical Martín Farizano, en lugar apoyar a Alfonso Carro y Blanca Belineaux. La noche del lunes, cuando en la sede partidaria de calle Roca se reunieron para recordar el 17 de octubre, las quejas se hicieron oir en todos los tonos. Pero sin duda que quien las expresó con mayor contundencia fue el presidente del partido, Gabriel “Tom” Romero, en su discurso para resaltar el contenido histórico de la fecha. Después de aludir a rol decisivo que tuvo el pueblo al salir a respaldar la figura del líder del partido, Juan Domingo Perón, habló de lealtad y la necesidad que tienen los peronistas de unirse para mantener el liderazgo del par

tido. “Cómo no nos va doler, que mientras nosotros, los verdaderos peronistas estamos en nuestra sede recordando la fecha, haya otros que hayan elegido ir a hacerlo en el comité radical”. Cabe señalar que en ese momento los kirchneristas hacían otro acto en la plaza Juan Perón.

¿Iguales?

 

Desde la renuncia de Juan José Dutto a la banca que tenía en el Concejo Deliberante, para asumir como defensor de pueblo, que en el ARI de Neuquén se han quebrado las relaciones entre sus principales referentes. En esta elección del domingo la fractura volvió a quedar en evidencia, con una presentación a la justicia que hizo la diputada Beatriz Kreitman, cuestionando la alianza que estableció su partido con Unión de los Neuquinos, para llevar los candidatos a convencionales de este último, en una boleta del ARI. Kreitman, en su condición de afiliada al ARI pidió que se impugne la boleta de su partido que compite en la elección de convencionales. El planteo está desde hace 14 días en la Justicia Electoral Provincial y la resolución podría conocerse hoy o mañana. Si la jueza Ana Lía Zapperi le da la razón, el ARI no competiría con candidatos para reformar la Constitución provincial. En esa boleta, según informó una fuente del ARI, el primer candidato propio recién figura en el noveno lugar.

 

Clásico

 

Por aburrido y deslucido que haya sido el partido Boca y River, el pasado domingo, poco pudieron dejar de prestarle atención. Pasión de los argentinos, al fin, el fútbol se impone. Fue lo que pasó en el acto de la celebración del 83 aniversario de la ciudad de Centenario, cuyo acto, precisamente se realizó en momentos en que se jugaba el Superclásico en el estadio Monumental. Al acto concurrió poca gente y muchos fueron los que lo atribuyeron al partido, Y así como mucha gente no se pudo substraer del partido, tampoco pudo hacerlo el locutor oficial de la ceremonia. A tal punto que cuando estaba leyendo los mensajes de salutaciones de funcionarios que por encontrarse en otro lugar no pudieron asistir, interrumpió para anunciar: “¡Terminó el primer tiempo del River-Boca, van 0 a 0…!”. (AN)


Comentarios


Visto y oido en Nqn: