Visto y oído en NQN

Duzdevich hace méritos para convertirse en gurú • En la Legislatura cada vez se come mejor • El nuevo cruce del Parque Central es algo que no tiene nombre • En Casa de Gobierno hay muchas ‘lavadas de cara’ a



Se viene…

El ex diputado provincial, Aldo Duzdevich asumió por un segundo el papel de gurú para anunciar que “se viene un gran conflicto”, en relación a la posibilidad tan discutida de la falta de energía en el país. “Hace rato que en todos lados y frente a todos vengo explicando cómo son las cosas y nadie le dio importancia. Les advertí: se va a cortar la luz, se va a cortar el gas, ahora sí que se viene el lío”, agregó el ex legislador justicialista antes de abordar su avión con rumbo a Buenos Aires, donde participará del Congreso del PJ que se realizará hoy. Ya lo decía Aldo…

Primero, ganen

“Al don, al don pirulero, cada cual atiende su juego y el que no, una prenda tendrá”, suena una antigua canción infantil. Sin música ni canto, pero con el mismo mensaje se refirió el secretario de Gobierno del municipio neuquino, Fernando Gallo con respecto a la oposición que presentaron algunos concejales frente al plan de asfalto del intendente Horacio Quiroga. “El intendente quiso asfaltar y lo está haciendo. Los concejales que quieran algo distinto, que esperen a ser intendentes para delinear su propio plan de gobierno”, aclaró ayer el funcionario en el aeropuerto. Viajó a Buenos Aires para continuar con los trámites necesarios para poner en marcha el convenio de “desarrollo estratégico de la ciudad”, que el municipio firmó en 2003 con la ONU.

Sin nombre

Ya están colocados la mayoría de los panes de césped en los canteros, las plantas lucen en los maceteros bordeando el camino y los operarios le dan los últimos toquecitos a las terminaciones de los cordones del asfalto. El nuevo cruce del Parque Central está prácticamente listo y su inauguración se hará en unos diez días. Pero sigue sin nombre. La discusión entre las autoridades del Poder Ejecutivo y los concejales por elegirle uno sigue como al principio. La historia se remonta a cuando la actual concejal -pero entonces subsecretaria de Obras Públicas-, Marta Buffolo, sugirió que le pusieran “Integración”. El argumento es que el pasaje servirá para integrar, precisamente, el alto y el bajo. Pero desde el bloque de concejales del MPN se “tiró” otro nombre: “Vecinalistas neuquinos”. Está próxima la inauguración y ni una ni otra propuesta ha prosperado. “Ahora el tema está en Catastro, porque hay normativas que contemplan los pasos a seguir para definir nombres de calles o accesos y no se quiere cometer un error”, explicó un edil. ¿Y si tiran la moneda?

Comensales caros

La semana pasada las autoridades de la Legislatura, que preside el vicegobernador Federico Brollo, organizaron una cena de trabajo, en la Casa de la Costa, con los jefes de los distintos departamentos que funcionan en el parlamento neuquino. El ágape contó con la presencia de la plana mayor de la Cámara y congregó a unos veinte comensales que disfrutaron de un exclusivo y variado menú preparado para clientes de refinado paladar. ¿Quién pagó la boleta de 2.800 pesos? La Legislatura. ¿No será demasiado muchachos?

Pintura fresca

En la Casa de Gobierno todavía no terminan de acomodarse las nuevas autoridades. Con la restructuración de ministerios, secretarías y subsecretarías, se crearon nuevos ámbitos y desaparecieron otros. Las mudanzas están a la orden del día. Pero en las oficinas de Protocolo lo único que cambia, desde hace varios años, es la pintura de las paredes. En estos días, precisamente, se está realizando una ‘lavada de cara” al sector. “Hace casi un año que se venía pidiendo al menos una pintadita. No sabemos si fue por planteo nuestro o porque la ligamos de rebote, debido a los cambios en otras oficinas, pero finalmente mandaron los pintores”, dijo uno de los allegados a ceremonial.

Cero en cortesía

Que el deporte sirve para acercar a los pueblos, es un concepto añejo. Sin embargo los dirigentes de Los Canales, de Plottier, tienen argumentos de sobra para rebatirlo. El fin de semana visitaron a su pares de Chos Malal, por el campeonato de la liga de fútbol de Neuquén y volvieron muy desilusionados. “Es que no nos invitaron ni un vaso con agua. Tuvimos que darle de comer a los jugadores bajo los árboles, en el piso y después del partido tuvieron que bañarse en un arroyo”, disparó sin contemplaciones el directivo. Las quejas fueron interminables: no tienen vestuarios en condiciones, no hay sanitarios, la cancha deja mucho que desear… “Para ir al baño utilizamos un camping… ¡pero teníamos que pagar un peso!”, añadió. ¿Y como salieron?, se le preguntó. Con aire de suficiencia y de revancha respondió: “les ganamos 5 a 0”. Moraleja: la próxima vez ni los dejar entrar a la ciudad. (AN)


Comentarios


Visto y oído en NQN