VISTO Y OIDO EN NQN

Falló el ceremonial del Ejército - Gallia está "borrado" - Las estaciones del Tren del Valle " Bajaron a "Pechi"

Protocolo

 

El rigor característico de los organismos militares a veces muestra algún lado flaco. Ocurrió ayer, en el acto el batallón por el 198 aniversario del Ejército Argentino. Les pasó a los miembros de Protocolo, que tras alinear en primera fila al vicepresidente Julio Cobos, a la ministra de Defensa Nilda Garré, al gobernador Jorge Sapag y los jefe y subjefe del Ejército, los generales Roberto Bendini y Luis Pozzi, detrás ubicaron al resto de los invitados. Y para cada uno de ellos destinaron una silla, con sus nombres respectivos. Pero parece que les faltó un dato: el nombre de la esposa del gobernador. En el papelito sólo decía "Señora de Sapag". Para la próxima: se llama Carolina Lanusse. Le dicen Lola.

 

¿Seguirá enojado?

 

Llamó la atención que en la reunión que mantuvieron esta semana en Neuquén los vicegobernadores Ana Pechen y Bautista Mendioroz, de Neuquén y Río Negro respectivamente, para sellar el compromiso de impulsar el Tren del Valle, no estuviera el intendente de Plottier, Sergio Gallia. Cabe señalar que sí estuvieron los jefes comunales de las otras dos localidades que comprenderá en su recorrido el tren, Martín Farizano, de Neuquén, y Raúl Béttiga de Senillosa. "A lo mejor todavía sigue enojado", comentó al respecto un funcionario. Y recordó que hace un par de semanas, cuando en el Museo Nacional de Bellas Artes se reunieron los intendentes del Alto Valle, Gallia llegó tarde y se retiró antes, muy enojado. ¿Por qué se enojó? "Porque que aun cuando tenía asignada una silla junto a Farizano, como llegó tarde y el acto ya había comenzado, lo terminaron ubicando en una punta de la mesa. Y parece que no le gustó, porque apenas pudose fue", señaló. No es para tanto intendente.

 

Chinchi... ¿qué?

 

Todos pueden cometer el error de sacarle o agregarle una letra a una palabra o un nombre. Lo grave es cuando el mismo error se comete varias veces seguidas y es es un vicegobernador quien lo comete. Le pasó a la vicegobernadora Ana Pechen, en el acto de firma de convenio con su par de Río Negro, Bautista Mendioroz, por el Tren del Valle. El servicio ferroviario que se pretende reinstalar, uniría la localidad rionegrina de Chichinales con la neuquina Senillosa. Las veces

que tuvo que aludir a esa ciudad de la vecina provincia, Pechen la nombró "Chinchinales...". La primera vez pasó, la segunda ya no. Y en la tercera se observó cómo sus colaboradores se ponían nerviosos ante la impotencia de no poder hacerle notar el error, a riesgo de que se remarcara aún más. Cosas que pasan.

 

Ahorro

 

Tiempos de austeridad se viven en la Policía de Neuquén. Y en ese tren parece que se inscribe la resolución de la cúpula de la fuerza, por la cual propuso recuperar las alrededor de 1.800 pistolas reglamentarias que están en poder de los efectivos retirados. Si de economía se trata el monto que podrían ahorrarse es significativo. Un arma de las características que usan los uniformados en el circuito comercial de la ciudad se vende a unos 800 pesos. Teniendo en cuenta la cantidad de armas a recuperar, el monto a ahorrar sería de alrededor de 1.440.000 pesos. Claro que no se conoce con certeza cuál es el destino que se le dará a ese armamento y, entre otros interrogantes, surge el saber si están en condiciones de ser reacondicionadas. Los tenedores de las pistolas habían solicitado que les permitieran retenerlas un tiempo más, porque las usarían para prestar servicios de vigilancia. Ayer tenían previsto reunirse con jefes policiales para abordar el tema.

 

Los huesos tiran

 

En la carnicería de un flamante mercado neuquino hay un técnico paleontólogo que asegura que sólo vende productos frescos. Y habrá que creerle al hombre que ha participado en múltiples descubrimientos de dinosaurios e incluso de grandes mamíferos. De impecable guardapolvo blanco se lo vio al técnico, hace un par de días, preparado para el nuevo oficio. Ahora los huesos los saca con carne.

 

Sobra un cuadro

 

Y dale con los cuadros. Parece que en la Legislatura neuquina los reconocimientos o alineamientos con determinados líderes políticos se expresan en cuadros, que se cuelgan en las oficinas. Y suele ocurrir que algunos cuadros aparecen y otros desaparecen, según los vientos que corran. Esta semana un asesor del bloque de la UCR apareció, desorientada, con un cuadro con la foto del ex intendente Horacio Quiroga en la mano. "¿Qué hago con ésto? Porque desde presidencia me dijeron que lo sacara...", dijo. No aclaró si la orden provino de la presidencia de la Cámara o del bloque, pero el cuadrito estaba en una sala que usan los referentes de la UCR. Otro indicio: un diputado radical, con vehemencia, rechazó de plano la iniciativa de que los radicales "K", impulsada por Quiroga, de formar un partido aparte. "¡Fui, soy y seré siempre radical. Yo no pienso sacar los pies del plato!", vociferó el legislador. (AN)


Comentarios


VISTO Y OIDO EN NQN