Viveros no quieren al Estado como competidor

Exigen que se retire de la comercialización . Constituyeron en San Martín la cámara andino patagónica del sector



SAN MARTIN DE LOS ANDES .- Los viveristas forestales de la Patagonia reclamaron que el Estado se retire de la producción comercial de plantines, por entender que la competencia que impone a los privados es "desigual e injusta".

Sostienen que los Estados provinciales producen a costos superiores a los del sector privado pero luego venden sus plantines a valores inferiores a los de mercado, con lo cual obligan al sector a competir contra "precios subsidiados".

Si bien el documento no identifica a organización forestal oficial alguna, buena parte de las críticas están orientadas hacia el Corfone neuquino, que en los últimos años ha montado una agresiva campaña de comercialización de sus productos.

Viveristas forestales de toda la Patagonia sesionaron en el asentamiento universitario de la UNC en esta ciudad, oportunidad en la que, entre otras actividades, realizaron un "taller de diagnóstico participativo" sobre la problemática del sector.

Los productores formalizaron también la Cámara Andino Patagónica de Viveristas y Plantadores Forestales, que será su organismo de representación.

Según un documento difundido al promediar el encuentro, los viveristas regionales asumieron el compromiso de "producir la cantidad, variedad y calidad de plantines necesarios para las forestaciones de nuestra región, por lo cual ha llegado el momento de que se exima de tal responsabilidad a los viveros estatales y otros organismos públicos, que consideramos han cubierto cabalmente hasta hoy una importante tarea de promoción y difusión". Los viveristas hicieron votos para "realizar todos los esfuerzos necesarios destinados a rediseñar la relación que 'une' a organismos estatales y empresas privadas".

Sin embargo, interpretan que "ese vínculo debe estar basado en aquellas actividades necesarias para llevar adelante las tareas de extensión, investigación y promoción, en las que los privados y estatales podemos estar del mismo lado, a favor de una Patagonia con bosque y madera para todos". En consecuencia, solicitan que "haya cooperación entre los distintos sectores y que el Estado se retire de la producción comercial de plantines y servicios, ya que la competencia en estas circunstancias es desigual e injusta".

José Calviño, de Epuyén, Chubut, explicó a este diario que los organismos estatales por lo general producen plantines a un costo muy superior al del sector privado, pero luego vuelcan esa producción a los mercados a un precio inferior, lo que implica un "precio subsidiado" con el cual los privados no pueden competir.


Comentarios


Viveros no quieren al Estado como competidor