Viviendas sociales siguen demoradas en Bariloche




SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La ciudad tiene escaso acceso a los cupos federales de viviendas por la falta de tierras y los planes trazados sobre las pocas parcelas disponibles no avanzan por problemas burocráticos que fueron reclamados en más de una oportunidad por el municipio.

La demora más llamativa es la que soporta el plan de 645 viviendas, promovido en tierras del empresario de la construcción Roque Mocciolla, cuyo proyecto urbanístico fue aprobado el año pasado por el Deliberante -en medio del escándalo desatado por el emprendimiento Dos Valles- y todavía no tiene fecha cierta de licitación.

El presidente del Instituto Municipal del Viviendas, Oscar Zamora, reconoció a "Río Negro" que su par del IPPV, Vicente Pili, no le brindó precisiones sobre ese y otros proyectos de viviendas sociales que resultan vitales para paliar la crisis habitacional de la ciudad. Tampoco hay acciones concretas sobre otros tres planes de viviendas que suman 631 unidades, están licitados y cuentan con el adelanto financiero de Nación, por los que el intendente Marcelo Cascón hizo varios reclamos en lo que va del año.

Jaqueado por las críticas de los últimos días, Zamora defendió la política de viviendas que encabeza y confirmó que el municipio avanzará en la regularización de varias tomas en la periferia sur de la ciudad. Una de las más conflictivas es la ocupación instalada en los fondos de la Escuela 328, que afecta el área recreativa de esa comunidad escolar.

El funcionario reconoció que "la infraestructura para esa comunidad educativa es necesaria, no hay dudas", pero aclaró que el gobierno no tiene posibilidades "inmediatas ni mediatas" de relocalizar a las 44 familias que tomaron esas tierras en 2006 y "están viviendo en condiciones muy precarias", dijo.

El Instituto municipal de Tierras y Viviendas revirtió el conflicto desatado en el barrio Vivero con las intimaciones lanzadas meses atrás mediante un proyecto que incluye la regularización de algunas familias y la reubicación de otras instaladas al pie de la barda del Vivero y los fondos de los barrios Eva Perón y Arrayanes. Zamora minimizó la polémica desatada por la demora en la adquisición de las 35 hectáreas.


Comentarios


Viviendas sociales siguen demoradas en Bariloche