Vivienne Westwood urge a una “revolución” ecológica desde la pasarela

La rebelde ya bien adulta diseñadora británica sigue punk como siempre pero no tan extravagante como nos tenía acostumbrados. Comparte conciencia eco.

#

SEMANA DE LA MODA EN LONDRES

La gran dama de la moda británica Vivienne Westwood pide una “revolución” ecológica en la presentación de una colección paradójicamente menos extravagante de lo habitual, aunque siempre con toques punk, en una cargada tercera jornada de la London Fashion Week.

En el inhabitual y majestuoso escenario del ministerio de Relaciones Exteriores británico, la diseñadora de 71 años considerada un referente de la estética punk irrumpió en la pasarela luciendo un casco que le cubría el rostro y envuelta en un aparatoso manto de color marrón que rápidamente se quitó para convertirlo en una pancarta que rezaba “CLIMATE REVOLUTION”.

Westwood, que debajo llevaba la cara pintada con un bigote y un círculo negro alrededor del ojo, aprovechó así la plataforma que le brindaba el desfile de su segunda línea, Red Label, para animar a los británicos a unirse a la lucha contra la reducción de los gases de efecto invernadero, considerados responsables del calentamiento climático.

“Antes teníamos una guerra de clases, ricos contra pobres”, dijo previo al desfile, uno de los más esperados en la capital británica. “Ahora es idiotas contra ‘ecoguerreros’”, o activistas del ecologismo, agregó la diseñadora pelirroja, incansable defensora de múltiples causas mediambientales.

En contraste, su apuesta para la próxima primavera, inspirada en los “jardines reales ingleses” en este año de celebración del Jubileo de Diamante de la reina Isabel II, pareció menos alocada que de costumbre.

Las modelos, eso sí, llevaban la cara pintada de diferentes colores y originales tocados o pelucas grises u oscuras, pero lucían vaporosos vestidos drapeados con estampados florales o conjuntos de suéter y chaqueta de punto en colores pastel y adornados incluso con collares de perlas.

Los vestidos para la tarde/noche, de inspiración años 50, son lisos y de colores más vivos, como el oro, el fucsia o el azul eléctrico y el negro.

A esa misma época se traslada Temperley London, que propone un “retorno a la elegancia” con una propuesta dirigida a una mujer ultrafemenina y sofisticada dominada por las transparencias y las líneas geométricas.

La paleta de la diseñadora Alice Temperley está dominada por el azul cielo y el blanco, con pinceladas de fresa, color que aparece en monos, corpiños y rayas de satén aplicadas en los vestidos de seda u organza, cuyas faldas son como la mayoría amplias y como mínimo hasta la rodilla.

Las prendas, de líneas sencillas, se engalanan también con bordados y pedrerías, y se complementan con sombreros de estilo asiático.

“Me gusta trabajar con una mezcla atemporal de influencias contrastadas”, declaró Alice Temperley en las notas de colección. “Tuve visiones de una modelo de alta costura de finales de los años 50 o de una joven Sofia Loren, modernizando al mismo tiempo a la mujer para darle una belleza simple y sin esfuerzo”.

Más contemporánea y desenfadada es la apuesta de Acne, en la que destacan las chaquetas y chalecos de cuero, de cuadros o de rayas de colores verde, violeta, crudo o negro, o con hebillas, que adornan mangas, pecheras o incluso perneras de pantalón en toda la colección orquestada por el director artístico Jonny Johansson.

Por último Topshop Unique, la única marca de gran consumo que desfila en la pasarela londinense, juega también con las transparencias, combinadas con prendas más deportivas, y los estampados geométricos en su nueva colección creada por su directora artística Kate Phellam.

Entre los tonos, generalmente suaves, destaca el azul eléctrico, que parece imponerse comoo una tendencia para el próximo verano.

Unos dos millones de personas en más de 100 países pudieron seguir en directo el desfile por internet, donde podían personalizar sus modelos y adquirirlos en directo, según Topshop, cuya tienda principal en la céntrica Oxford Street es una de las grandes atracciones turísticas de esta capital.

AFP


Comentarios


Vivienne Westwood urge a una “revolución” ecológica desde la pasarela