"Vivimos al lado del Limay"

¿Me presta la llave?... Tengo que pasar a trabajar... o ...debo salir a la ciudad... o ...mis hijos me esperan, debo entrar... o ...tenemos un enfermo ¡urgente!... o ...tantas y tan variadas las solicitudes pueden ser... ¡claro si está el dueño de la mágica llave que permite entrar y salir! ¿y... si no está? Si no está, ¡simple! Te quedás afuera o adentro.

¿De qué estamos hablando?, de lo que únicamente puede suceder en nuestro insólito país y en un paraje al que llamamos "Entraysalsipuedes" (aclaro que no es Córdoba).

Para entrar o salir de "Entraysalsipuedes"-como dije- hay que pedir permiso y obtener una mágica llave que nos prestan para abrir un candado y nos permite circular libremente por el resto del país ¡ah, me olvidaba! Primero hay que subirse a una lancha y pasar el río que nos separa... claro que no siempre se puede... digo... que no muy temprano, ni muy tarde... ni cuando hay niebla, ni...

La entrada-salida que menciono está en un campo privado... pero desde que la gente tiene memoria se pudo pasar, ¡siempre con este trámite por supuesto! Para colmo de males, separado por el Limay, el paraje está en Río Negro, el campo y la tranquera en Neuquén, la primera parece que no puede intervenir en otra provincia y la segunda parece que piensa que no es su problema, porque solicitamos muchas y reiteradas veces una apertura o callejón que permita circular como dice nuestra Constitución.

Esta salida-entrada se encuentra a sólo 15 kilómetros de la Ruta 256, dirán... ¿no hay otra entrada-salida?, sí, rotundamente ¡sí!, se puede llegar también por otros caminos (como siempre un pero) pero... de piedras, de polvo (talco), de serrucho y de barro, lógico, cuando no llueve, porque cuando llueve... ya saben, y todo esto a 240 kilómetros de Roca o 290 de Neuquén, etc.

Quiero decirles a los gobernadores: que se ocupen del tema, porque somos habitantes de un paraje rionegrino y con los mismos derechos que cualquier otro ciudadano y aunque no seamos comprovincianos con los neuquinos muchos de los lugareños viven, trabajan y aportan a esa provincia.

Quiero también proponer algunas ideas: 1) Entre las dos provincias podrían construir un puente por arriba de la tranquera así nos evitaríamos tener que pedir que nos abran la misma. 2) Podrían dar a todos los habitantes de "Entraysalsipuedes" clases de canoaje para surcar el Limay cuando nos dé la gana. 3) Que asfalten desde Roca hasta Naupa Huen (que pasa a menos de 8 kilómetros), a lo mejor sólo así podremos tener luz eléctrica las 24 horas, porque por ahora sólo hay de 20 a 24. ¡Ah!, las mismas horas que tenemos agua en la red. ¡Y vivimos al lado del Limay! que está bajo, pero trae muuuucha agua.

Mario Choque, DNI. 20.587.886 - Roca


Comentarios


«Vivimos al lado del Limay»