Volvió a comisión proyecto por Rincón de Emilio

El cuerpo adujo que tenía “fallas en la redacción”.



#

Entre los concejales nadie quiso reconocer oficialmente que se había cometido un nuevo error.

Leonardo Petricio

NEUQUÉN (AN).- El proyecto de ordenanza que pretendía bajar los indicadores urbanísticos del barrio Rincón de Emilio para impedir la construcción de edificios, dejó en evidencia un nuevo papelón del Concejo Deliberante. En la sesión de ayer estaba listo para ser tratado, pero alguien advirtió la “falta de precisiones técnicas” en la redacción de la propuesta y luego de un cuarto intermedio intempestivo cuando se está discutiendo una propuesta ajena al tema, se resolvió volverlo a comisión y realizar una sesión especial para el próximo lunes 29. En la norma se establece un indicador urbanístico que no esta contemplado en la normativa vigente. Los ediles neuquinos venían resolviendo los temas pendientes con absoluta tranquilidad. Cuando llegó el momento de sancionar una norma que permite a los contribuyentes optar por el débito automático para la cancelación de deudas municipales o cuotas de viviendas, se resolvió un cuarto intermedio. La interrupción fue para acordar entre todos los bloques incorporar en la redacción de la propuesta un apartado que deje sentado que el método será optativo. Pasó casi una hora, en la cual los ediles de diferentes bloques se reunían en pequeños grupos, otros iban a consultar con la presidencia, otros hablaban con los vecinos de Rincón de Emilio que estaban presenciando la sesión. En un ir y venir de concejales y asesores, el rumor se instaló “se estaba negociando el destino del proyecto de ordenanza”. Finalmente un grupo de concejales se reunió en el salón verde del Concejo Deliberante para informar a los vecinos que la norma volvía a comisión. Nadie quiso reconocer oficialmente que se había cometido un nuevo error. “Falta técnica en la redacción” fue como la calificaron algunos concejales. Aun sobrevuela en la experiencia de esta conformación del Concejo, el conflicto que se generó por la norma que declara la emergencia ambiental. En ese momento los ediles que la impulsaron confiaron en que se respetaría el espíritu de la norma, pero el Ejecutivo municipal la interpretó de una manera diferente y autorizó un nuevo loteo en el barrio. Ese fue el origen de este proyecto que solicita bajar los indicadores urbanísticos de Rincón de Emilio. El proyecto establecía un nuevo indicador urbanístico que no está contemplado en la legislación vigente, con lo cual de sancionarse “vamos a correr el riesgo de que los vecinos después se encuentran con algo diferente a lo que quisimos sancionar”, dijo uno de los concejales.


Comentarios


Volvió a comisión proyecto por Rincón de Emilio