Volvió el diálogo entre Altec y la comuna de Bariloche

Redefinirán el estacionamiento medido.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La empresa de tecnología Altec retomó el diálogo con el municipio para ordenar la concesión del sistema de Estacionamiento Medido y definir otros acuerdos pendientes como el de semaforización.

La promotora del acercamiento fue la flamante presidenta de Altec, Graciela Di Biase, quien busca corregir la situación contractual pero, además, mejorar el servicio de parquímetros, jaqueado por la falta de premios y castigos que lo hagan efectivo.

En otro orden, Di Biase reconoció el pedido elevado al secretario de Estado, Alberto Croceri, para conocer el alcance que tendrá la readecuación de haberes y gastos de todas las empresas públicas rionegrinas.

La mejora prevista elevaría los sueldos del directorio de los 1.800 pesos mensuales que perciben en la actualidad a unos 3.000 pesos. Di Biase restó importancia al trascendido dentro de la reorganización que está llevando a cabo en Altec.

El municipio le reclama a la empresa unos 500.000 pesos de cánones vencidos y amenazó con rescindir el contrato en dos oportunidades: a principio de año, con la intención de municipalizar el sistema, y el mes pasado al conocer la designación de Di Biase.

La funcionaria provincial, en cambio, consideró que “acá hay responsabilidades compartidas” y pidió revisar todos los aspectos del contrato para alcanzar un acuerdo que beneficie a las dos partes.

“El canon que reclama el municipio debió compensarse con (el producido de) las multas que no se están cobrando, ahí tenemos un fuerte atraso que también hay que revisarlo, además si lo que se busca es ordenar el tránsito, hay que mejorar otros aspectos del sistema”, sostuvo. Entre las alternativas planteadas para optimizar el mejoramiento de los parquímetros, adelantó el posible retiro d los carritos que controlan el saldo de los usuarios en las calles.

El próximo miércoles se reunirán los técnicos de la empresa y el municipio para cruzar datos contables, evaluar las deudas y pautas pendientes y negociar los términos de una posible compensación que reemplace los malogrados acuerdos anteriores.

En enero pasado las partes acordaron reestructurar el servicio de estacionamiento medido con una prueba piloto de seis meses antes de modificar el marco regulatorio. El “poder de policía” y el cobro de las infracciones debían volver a manos del municipio, y los inspectores de Altec debían acompañar esta tarea que avanzó poco y nada.

En febrero de 2002, cuando Di Biase ejercía la intendencia interina de Bariloche, el municipio y Altec alcanzaron un principio de acuerdo para compensar deudas mutuas y reordenar el servicio, que frenó el inicio de acciones legales contra la comuna. Pero poco tiempo después, quedó en la nada.


Comentarios


Volvió el diálogo entre Altec y la comuna de Bariloche