Volvió la calma entre mapuches y Repsol

MEDANITOS (ACA).- Repsol se prestó al diálogo y el conflicto con los mapuches se desactivó. Según pudo saber este medio, desde distintos puntos de la patagonia tanto argentina como chilena, estaban en estado de alerta dispuestos a llegar ante el rumor de que se movilizarían fuerzas policiales.

Alrededor de las 16 de ayer todo volvió a la normalidad en la actividad hidrocarburífera que sufrió pérdidas económicas que no trascendieron ante la imposibilidad de deshidratar y transportar petróleo durante casi 24 horas. Ahora el compromiso es hacer un relevamiento metro a metro dentro del lote 133 de la familia Cortés, para que ambas partes estén conformes respecto de la servidumbre que se pagaría. La familia aceptó percibir sólo un 40 por ciento del total del pago, mientras que un 60 por ciento quedaría en caución hasta tanto resuelvan debidamente la titularidad de la tierra. Los Cortés reclaman además un pago retroactivo de servidumbre de los últimos 5 años.

Si bien las autoridades de Repsol se demoraron más de lo esperado en dar señales de querer dialogar, el conflicto amagó con convertirse una gran manifestación de fuerza de los mapuche a partir de que se sumó al reclamo una de las comunidades consideradas más combativas de la provincia; "Kemé Newén Pehutún Tañiché". Esta comunidad integra en calidad de fundadora, un nuevo movimiento étnico internacional argentino/chileno que estaba dispuesto a llegar hasta Catriel para iniciar un reclamo mayor por temas ambientales con las petroleras , contemplados en acuerdos internacionales como el convenio 169 OIT.

Ayer a media mañana, Fernando Arce, vocero de la comunidad Kiñe Traun Peñí comunicó a "Río Negro" que gente de Repsol los convocaba a las 13 a una reunión. Poco después de esa hora, en el lugar en que se encontraban manifestando -la planta de la empresa en Medanitos- representantes de la familia Cortés y referentes de Repsol iniciaron el diálogo que continuará con distintas reuniones que se sucederán a medida que se avance en los distintos puntos conversados ayer por la tarde.

Entre los puntos más salientes -según Fernando Arce- acordaron hacer un relevamiento con técnicos de la empresa monitoreados por la familia para determinar qué obras o instalaciones afectan el lote de su propiedad; posibilidad de que los Cortés armen algún emprendimiento y presten servicio a la empresa; puestos de trabajo para integrantes de la comunidad y servicio de riego y mantenimiento de los caminos.


Comentarios


Volvió la calma entre mapuches y Repsol