«Voy a defender la solvencia del sistema financiero y espero que Dios me ayude»





En su primera declaración pública tras asumir como titular interino del Banco Central, Roque Maccarone, advirtió que no hay que creer que esa entidad «será una dependencia del Ministerio de Economía», en un mensaje que pareció tener varios destinatarios, entre ellos el mercado.

«Ni piensen que el Banco Central va a ser una dependencia del ministerio de Economía», dijo Roque Maccarone al asumir como presidente «en comisión» de la autoridad monetario, tras lo cual adelantó que «vamos a tratar de ayudar» a calmar los mercados.

Si bien el mensaje de Maccarone tuvo como su principal destinatario el mercado, el ex presidente del Banco Nación, aprovechó la oportunidad para licuar las afirmaciones de diversos analistas que sostuvieron en los últimos días que el ministro Domingo Cavallo «intentaba avanzar sobre las reservas del Central».

Sobre este tema, Maccarone reveló que el ministerio de Economía «tiene algunas medidas entre manos que pueden tranquilizar a los mercados», pero se abstuvo de adelantarlas y aseguró que se tomará «un tiempo» para analizar las posibles medidas. «Voy a trabajar para defender la solvencia del sistema financiero y espero que Dios me ayude», se sinceró.

En tanto, el funcionario adelantó que Felipe Murolo y Hugo Bruzone ingresarán al directorio en dos puestos que estaban vacantes. En relación a los encajes técnicos (dinero para requerimientos diarios), dijo que se va a revisar la normativa con la idea de que los mismos se puedan computar como requisitos de liquidez.

Convertibilidad y autonomía, aseguradas

El jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, aseguró anoche que la remoción del titular del Banco Central, Pedro Pou, y la designación de Roque Maccarone en su lugar no perjudica la autonomía de la convertibilidad ni de la autoridad monetaria.

«Todos tienen que estar tranquilos porque no hay cambio en la convertibilidad ni en la autarquía del Banco Central», subrayó Colombo, en una conferencia de prensa que brindó al término de la asunción de Maccarone como presidente «en comisión» al frente del BCRA.

El jefe de Gabinete consideró que el cambio por decreto de los titulares de la autoridad monetaria no repercutirá en los mercados y subrayó que «es una decisión soberana del gobierno».

En tanto, la Cámara de Diputados resolvió ayer, a raíz de la tensión política que originó el pedido de indagatoria judicial de Carlos Menem en el marco de la investigación de la venta ilegal de armas, posponer hasta el 2 de mayo el tratamiento de la ampliación de la ley de convertibilidad al euro aunque aseguraron que «hay un compromiso de todos los bloques de sesionar el miércoles próximo» .

Algunas medidas para generar confianza

El gobierno comenzó a utilizar intensivamente las facultades delegadas que otorgó el Congreso y a través de diversos decretos implementó medidas para mejorar la situación fiscal y generar confianza. Entre ellas figuran:

-Dispuso que los haberes retroactivos de primeras liquidaciones, o de rehabilitaciones de cualquier tipo de jubilación o pensión correspondientes al Sistema Público de Reparto serán pagados en 12 cuotas y no de una sola vez como ocurría hasta ahora.

-El Central difundió ayer las nuevas tasas de referencia para depósitos en pesos, que implican una suba en las colocaciones a menos de 60 días y una baja para mayor plazo.

– Economía emitiría decreto para que los trabajadores eventuales puedan aportar al monotributo sólo cuando facturen y a través de la comprar de una boleta a la DGI, anunció el secretario Pyme, Enrique Martínez.

Pese al ruido político, el riesgo país cayó

El «ruido político» y cierta sincronía con New York imprimió ayer una alta volatilidad a los mercados domésticos; aunque lograron recortar sus pérdidas en la segunda parte de la rueda debido a los «atractivos precios» de los activos domésticos.

La Bolsa de Comercio de Buenos Aires subió 0,1 pct, los bonos 0,29 pct y el riesgo país retrocedió 48 puntos. En tanto, el «call money» repuntó ante la falta de liquidez.

«La plaza se mostró muy fluctuante. Este comportamiento no responde a un hecho determinado. Podría decirse que nace del «ruido político»», recalcó Jorge Iannacci, del Banco Credicoop.

Pero pese a todo, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires cerró ayer con una subida del 0,10 por ciento en su principal indicador, el índice Merval, en una jornada «tranquila pero expectante» en torno a las próximas medidas económicas del Gobierno.

El Merval experimentó una leve subida tras el repunte del martes, cuando tuvo ganancias del 2,13 por ciento después de haber sufrido desde la semana pasada fuertes bajadas que se extendieron hasta el pasado lunes.

En la sesión de ayer, en la que el Merval cerró en 420,78 puntos, se intercambiaron acciones por un valor de 18,1 millones de pesos (o dólares) y se registraron 12 subidas, 25 bajadas y 9 papeles permanecieron sin cambios.

Fuentes bursátiles atribuyeron la mejora del mercado local a un rumor sobre un posible «swap» o cambio bonos de corto plazo (5 años) por otros a largo plazo (10 a 12 años) y a una tasa del 13 %. Ello y la posibilidad (antes de conocerse la noticia anoche) cada vez más cercana de un cambio en la titularidad del Banco Central (emisor) «relajó al mercado», que prefiere que «la política monetaria vaya de la mano de la política económica del Gobierno».

«El mercado espera la remoción del actual titular del Banco Central, Pedro Pou, y el apoyo desde esta entidad a la política del Gobierno, aunque signifique una cierta pérdida de independencia», dijo un operador.(DyN, Infosic)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
«Voy a defender la solvencia del sistema financiero y espero que Dios me ayude»