¿Vas a Bariloche y no esquías? Mirá cuántas opciones hay para divertirte en la nieve

La ciudad andina ofrece mucho más que esquí: trineos, caminar con raquetas, jugar con donas, andar en motos de nieve, Zipline para volar sobre el bosque, tirolesa, entre otras actividades. Las propuestas y los precios.





Bariloche es nieve”. Así se promociona la ciudad andina en temporada invernal y la cantidad de nieve acumulada en el invierno permite ratificar la supremacía del producto nieve para los turistas que lleguen en agosto con un amplio abanico de opciones.

El producto nieve es la estrella del invierno y sobre todo este año con la generosidad de las nevadas, a las que se suma una alta demanda de visitantes que optaron por vacacionar en agosto, lo que además motivó que la conectividad aérea se mantenga en los mismos niveles de julio, incluso con la continuidad de los siete servicios semanales directos desde San Pablo, Brasil, y los vuelos chárter.

El tubing permite divertirse en grupo por una pista con curvas y contracurvas. Foto: Marcelo Martinez

Bariloche no es solo esquí, Bariloche es nieve”, insistió Burlón quien remarcó que este mes se mantienen operativas todas las alternativas para disfrutar del manto blanco.

“Hay muchísimas actividades para hacer fuera de lo que es el esquí, para jugar con trineos, caminar con raquetas, jugar con donas, andar en motos de nieve, muchas opciones”, enumeró Burlón.


El cerro Otto, un parque a cielo abierto


El cerro Otto es la montaña más cercana a la ciudad con la mayor variedad de opciones de nieve por fuera del esquí.

El Teleférico Cerro Otto es uno de los complejos históricos de Bariloche que es punto obligado de visita, con capacidad de ascenso de 2.000 pasajeros en sus tradicionales góndolas rojas que parten desde el kilómetro 5 de la avenida de los Pioneros.

El ascenso al complejo de la fundación Sara María Furman ya es un paseo atractivo en sí mismo. Trepa la ladera del cerro Otto y en cada metro que se avanza se despliega un paisaje imponente que suma un plus si tiene cubierta de nieve la montaña y la vegetación que la cubre.

Ascenso por teleférico al Cerro Otto, en la cima se ve la confitería giratoria. Gentileza

Una vez arriba se puede acceder a la confitería giratoria que permite una vista de 360°, pero en invierno el principal atractivo es sumergirse a las actividades de nieve.

Dos clásicos de este complejo son las pistas de trineo delimitadas cuidadosamente, “con curvas peraltadas de diferentes grados de dificultad”, destacan desde el Teleférico que también tiene una pista especial para los más chicos. La otra opción clásica de nieve es la caminata con raquetas por un bosque nevado.

Y la novedad de este invierno es la tirolesa que permite volar a unos 1.405 metros de altura sobre el nivel del mar, en una extensión de 60 metros a 7 metros de altura de la base. “Permite deslizarse en un entorno que, por su ubicación, genera la sensación de estar a más altura de la que realmente existe entre la base y el punto máximo de vuelo”.

La tirolesa del Teléferico Cerro Otto es la novedad de esta temporada para disfrutar. Foto: Gentileza Teleférico

La tirolesa fue diseñada por calificados ingenieros y con el mejor equipamiento del mercado en materia de escalada y según destacan desde el complejo, se puede disfrutar a partir de las 8 años.

En la misma montaña, pero unos metros más abajo, se encuentra el complejo Ski Nórdico que además de contar con sus exclusivas pistas de esquí de fondo, tiene propuestas para descubrir la nieve desde vehículos especiales como pueden ser motos de nieve, camionetas Defender y cuatriciclos con orugas. En todos los casos son paseos guiados por bosques nevados y en el plan nocturno se suma el plus de disfrutar de una aventura distinta, bajo la luz de las estrellas, con la degustación de la gastronomía regional.

Además, el cerro Otto tiene el parque de nieve Piedras Blancas, exclusivamente ideado para el disfrute y la diversión entre amigos, en pareja y en familia. El principal atractivo de este complejo, al que se asciende en vehículo por el camino que sube desde el kilómetro 1 de Pioneros, es el trineo ya que cuenta con extensas pistas en distintos niveles y por una extensión de unos 3.000 metros.

Las pistas de trineo en la nieve tiene varias opciones en el cerro Otto. Foto: Marcelo Martinez

Para acceder a las pistas se debe ascender en aerosilla y también se puede optar por deslizarse en tubing, que son unos gomones que descienden la montaña en una pista especialmente diseñada con curvas y contracurvas que generan adrenalina.

También en este complejo se puede “volar sobre un bosque nevado” a través del ZipLine que, a diferencia de otros sistemas de altura, la persona va sostenida con medidas de seguridad rigurosas en forma horizontal, con los brazos extendidos, simulando un vuelo de pájaro. Esta aventura permite sobrevolar un bosque nevado en dos tramos.

En Piedras Blancas se debe ascender en una aerosilla para llegar a las pistas de trineo y tubing. Foto: Marcelo Martinez

Junto a este complejo, en el Winter Park, también en el faldeo del cerro Otto, donde se destacan las pistas de esquí para un nivel inicial, se pueden realizar este invierno caminatas con raquetas diurnas y también nocturnas.


Para caminar en la nieve: cerro López


En el cerro López también la nieve es protagonista. El refugio Extremo Encantado, a 1.260 msnm, tiene actividades para disfrutar la nieve con caminatas con raquetas por un bosque con abundante nieve, deslizamientos en culipatín y vistas panorámicas espectaculares de la zona de Circuito Chico.

Para llegar a este refugio se debe ascender en vehículos 4×4 desde el ingreso a Colonia Suiza, en la base del Canopy. Arriba el complejo cuenta con un amplio salón, con propuesta gastronómica y un amplio balcón desde donde se puede contemplar la inmensidad de los lagos Moreno y Nahuel Huapi y la zona de Colonia Suiza. También tiene posibilidad de pernoctar.

Las caminatas con raquetas son un gran plan en el cerro López, tanto en Roca negra como en Extremo Encantado.

En otro rincón de esta montaña que es un ícono de Bariloche, se encuentra el refugio Roca Negra, a unos 1.500 msnm donde hay una vista imponente. Hasta este punto también se llega en vehículos 4×4 para luego hacer una caminata con raquetas guiada y degustar una fondue de queso de almuerzo o de chocolate para la merienda.


Precios


$ 2.500 cuesta el trineo (3 descensos + ascensos en funicular) en la cima del cerro Otto. Para llegar a la cumbre se debe sumar el ascenso en el Teleférico ($ 4.500 para mayores y $ 3.500 menores).

$ 3.225 es el valor por persona para realizar el paseo del cuatriciclo con orugas en el complejo Ski Nórdico.

La nieve sin esquí es una alternativa para disfrutar en familia, con niños. Foto: Marcelo Martinez

$ 8.000 es el precio para acceder al complejo Piedras Blancas y deslizarse en trineo (incluye 6 descensos en la pista y ascensos en aerosilla).

$ 34.000 es el costo de un día en el refugio Extremo Encantado en el cerro López. La excursión incluye el ascensos en 4×4, caminata con raquetas en la nieve, culipatón y almuerzo o merienda en el salón.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
¿Vas a Bariloche y no esquías? Mirá cuántas opciones hay para divertirte en la nieve