Verano 2023 en El Bolsón: Guía para recorrer el río Azul, maravilla de la Patagonia

La temporada 2022 las pasarelas se congestionaban con tantos turistas en busca de los famosos Pozones del Cajón del Azul, pero hay mucho más para explorar en el mágico trayecto de 40 km del río desde la cordillera al lago Puelo. Toda la info para que planifiques tu viaje.





El río Azul nace en la Cordillera de los Andes y atraviesa un valle a lo largo de 40 kilómetros hasta su desemboque en el Lago Puelo. Ofrece una decena de paradas imperdibles para quienes visitan El Bolsón.

Es posible llegar hasta el río en auto, desde el centro de la localidad, pero también se lo puede conocer a través de caminatas por la red troncal de refugios en el noroeste.

Uno los espectaculares pozones del Azul, cerca de la naciente en la cordillera y el refugio Casa de Campo. Foto: El Bolsón Trekking.

«Más allá de las bajadas específicas para el chapuzón del verano en aguas cristalinas en los que se pueden ver piedras y alevinos, se pueden realizar actividades como rafting, pack rafting (cada uno va en un botecito individual) o stand up paddle«, recalcó la directora de Turismo, Sofía Seroff. Lo definió como un río manso, «con algunas partes más rápidas que otras».


Sendas para llegar a increíbles pozones


La primera opción para ir en vehículo arranca en el camping Doña Rosa, a unos 8 kilómetros del centro de El Bolsón. En ese sector, abundan las sendas cortas para caminar por el costado del río.

La segunda parada es el pozón El Paraíso con dos opciones de acceso. Por un lado, se puede bordear el río desde Doña Rosa durante 45 minutos o bien a través del camping Hue Nain. En ambos casos se cruza un puente colgante y luego, hay que tomar hacia la derecha hasta el final del camino donde se encontrarán increíbles pozones.

El Paraíso, se accede a través de dos campings. Foto: El Bolsón Trekking.

«Es un pozón de agua cristalina con una gran piedra en el medio. Ahí empieza uno de los tantos encajonamientos del río Azul y es de muy fácil acceso», describió Federico Magri, poblador de El Bolsón y amante del trekking. Dijo que es ideal para pasar el día y «si la gente se anima -porque el agua es muy fría- se puede nadar».


Rumbo a la red de refugios


El río también atraviesa la red de refugios. En este caso, hay que dirigirse hasta la chacra Wharton, en Mallín Ahogado, a 14 kilómetros de El Bolsón desde donde se inicia el trekking.

La picada está perfectamente señalizada, pero se recomienda salir muy temprano. ¿Por qué? El sol se oculta temprano ya que se trata de una zona encajonada entre altos paredones y como el sector de los pozones es estrecho, suele haber poco lugar para acomodarse.

Río Blanco, afluente del Azul. Foto: El Bolsón Trekking.

La caminata consiste en bajar una pendiente de 40 minutos hasta llegar a La Confluencia, el encuentro de los ríos Azul y Encanto Blanco. La primera parada obligada es el pozón del refugio La Playita, sobre la margen sur del río Azul, a unos 8 kilómetros de Wharton. Demanda dos a tres horas de caminata.

Río Blanco, afluente del Azul. Foto: El Bolsón Trekking.

Desde ese lugar se pueden realizar caminatas cortas hasta miradores y hay piletas naturales de agua verde azulada. Magri aseguró que «no hay mucha pendiente porque está a unos 600 metros del nivel del mar. El pozón se encuentra a 70 metros del refugio, por un sendero que bordea el río hacia abajo».

Si se continúa caminando por unos 20 minutos, se arriba al refugio La Tronconada, donde es posible acampar o pasar el día. Este lugar se encuentra en un bosque de coihues al pie del faldeo del cerro Dedo Gordo, sobre la margen norte del río Azul.

Con otra caminata de 20 minutos se llega a un puente verde de metal. Pero no hay que cruzarlo. Poco antes, si se avanza 50 metros río arriba se desemboca en los Pozones del Cajón del Azul.

Pozones del Cajón del Azul, el lugar más famoso y concurrido. Foto: El Bolsón Trekking.

Es uno de los rincones más hermosos, a cuatro horas de caminata y a unos 9 kilómetros de Wharton. Y el verano pasado tan concurrido que hasta se congestionaron las dos pasarelas que hay que cruzar para llegar, la del río Blanco y la del Azul, separadas por 60 metros. Por eso lo ideal es ir temprano.

Magri agregó que en los puentes cuando hay gente en ambos extremos se turnan para pasar de a una persona por lado, aunque con las selfies a mitad de camino todo se demora un poco, en especial el último verano. Como todos por aquí, pide respeto por la montaña, no zarandear las pasarelas y no olvidarse de volver con la basura.

Ese lugar cuenta con una proveeduría, pero la mayoría de los turistas lleva comida para pasar el día.

Pasando el Refugio Cajón del Azul, se atraviesa un sector muy húmedo de exuberante vegetación. Luego de cruzar un arroyo, se llega a una bifurcación que, hacia la derecha, conduce al Refugio El Retamal.

Refugio El Retamal. Foto: El Bolsón Trekking.

Está ubicado en una pampa rodeada por coihues y retamales en un contrafrente del cerro Dedo Gordo. Desde el refugio se puede acceder al Mirador Grande, con una de las más lindas postales del Azul y, el Paso de los Vientos, desde donde puede observarse la Cordillera de los Andes y algunos valles.

Siguiendo la caminata por el Circuito Troncal, se arriba a un desvío a mano izquierda que conduce a los refugios El Conde y Casa de Campo. Durante el trayecto, se atraviesa un puente de madera sobre el río Azul desde donde se observa un pozón de intenso color verde-azulado.

Casa de Campo se encuentra a 14 kilómetros de la Chacra Wharton y a 12 kilómetros del límite con Chile. «La temporada pasada hemos llegado a tener 160 personas en un asado por la noche. Nuestro fuerte son las comidas. Recibimos a la gente con una torta frita. El desayuno es tenedor libre. Hay tortas fritas, pan casero, dulces caseros», resumió Nani Sirvent, dueño del refugio.

Asadazo en el Refugio Casa de Campo. Foto: El Bolsón Trekking.

«¿Por qué la llamamos Casa de Campo? Porque es nuestra casa. La abrimos para los chicos. Desde un principio nos preguntaban cómo llamaríamos el emprendimiento: ¿Nacimiento del Azul?, ¿La esmeralda? Pero no, yo comparto mi casa», agregó.

Dijo que, en un principio, la idea no era ofrecer un servicio de camping sino hacer salidas guiadas con reconocimiento de flora y fauna. «Pero en un mes se nos fue llenando de gente. Es un lugar muy lindo donde se juntan los ríos Rayado y Azul. Amanece muy temprano y oscurece tarde», describió.

Desde el lugar se pueden realizar varias excursiones o caminatas a tres miradores. La más larga es de 40 minutos hasta la laguna de los Cueros, donde se puede ver el cerro Cigarro en el límite con Chile. Sirvent explicó que se habilitó un nuevo camino a un cajón del río Azul donde se alcanza a observar el Cañadón del Revólver.

Otra maravillosa postal cerca de los refugios Casa de Campo y El Conde. Foto: El Bolsón Trekking.

Con otra hora más de caminata, se llega al Refugio La Horqueta, que fue construido como puesto ganadero en 1940 por uno de los primeros pobladores de la zona. Se encuentra a pocos metros de la confluencia del río Azul y el arroyo Rayado, con playas y pozones.

«Estos paseos se pueden hacer en el día si es que la persona está acostumbrada a caminar. En todo este circuito no subís una montaña sino que se camina por un cañadón, entre dos montañas«, describió Magri.

Explicó que, en todos los refugios, se puede pernoctar o acampar y cada uno tiene un sello distintivo. «Hay algunos más montañistas, otros más familiares, de guitarreadas. Cuanto más te alejas de Wharton, más montañista es la gente. No se requiere reserva para acampar o dormir en el refugio, pero es por orden de llegada. Y siempre hay que llevar bolsa de dormir«, añadió Magri.


Los precios de los refugios


+ Con variaciones según el caso, las tarifas de los refugios hoy oscilan entre los $ 1500 y $ 1800 para acampar y entre $ 3.000 y $ 3500 para pernoctar y serán ajustadas para el verano 2023 con valores aún no informados.

Pozón del Refugio La Playita. Foto: El Bolsón Trekking.

+ Refugio La Playita: para pernoctar $ 3500, para acampar $ 1800.

Plato fuerte: 2000 pesos (guiso cordillerano mega pizza)
Sandwich de bondiola, hambur Veggie 1600 (c/u)
Desayuno 1300
Cerveza casera 1000
Vino 3/4 1500 – copa 500
Pan 600, medio pan 300 pesos.

+ Refugio Casa de Campo: pernocte en habitaciones compartidas para 4, 6 y 8 personas, 3.000 pesos por cabeza (hay que llevar bolsa de dormir). Hay servicio de ducha con agua caliente (llevar toalla). Acampar cuesta 1.500 pesos. El desayuno o merienda, 1200 pesos (tenedor libre) y almorzar o cenar, 2000 (tenedor libre). Menú vegetariano, 2000 pesos (tenedor libre). Asado con ensalada (2500 pesos) tenedor libre.

+ Refugio Cajón del Azul: aguardamos la confirmación de los valores, suelen ser similares a los de La Playita.

+ Un colectivo de línea que sale de la Plaza Pagano también llega hasta la chacra Wharton.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Verano 2023 en El Bolsón: Guía para recorrer el río Azul, maravilla de la Patagonia