Destellos en la noche

“Estoy comprometido con mi tierra, casado con sus problemas y divorciado de sus riquezas” es la declaración de principios de un ingeniero agrónomo y paisajista que recorre el Alto Valle con su cámara a cuestas. Imágenes, sensaciones y técnicas de un fotógrafo apasionado por la región.

02 ago 2013 - 00:00

En esta serie de fotos nocturnas combino algunas técnicas de astro-fotografía con la convencional para dar estos resultados. Son, lo que se llama, fotos de larga exposición, porque el obturador está abierto muchos segundos. Lo curiosos es que la mayoría de la gente cree equivocadamente que las tomo con maquinas importantes y costosas, con lentes especiales o controles remotos. Sin embargo es todo lo contrario, una sencilla compacta, como la que usé en estas fotos, con funciones manuales puede hacer maravillas tanto de día como de noche. Podemos tomar el río, sus bosques y las hermosas estrellas de la noche. En algunos casos, como la toma del Paseo de la Costa, con toda la hermosa constelación del Escorpión en la que se destaca Antares (una gigante roja), una de las más hermosas estrellas que hay en todo el cielo del invierno patagónico con una edad de 15.000 millones de años aproximadamente, que nació en el big bang. La fotografía ha ido creciendo vertiginosamente en los últimos años. Cada vez hay más fotógrafos con máquinas y equipos más y más complejos que apenas saben usar, llenas de botones y parámetros que pueden hacer de las tomas una verdadera maravilla. Y si a esto le sumamos los programas de edición, desde los más sencillos a los más complejos, podemos potenciar las fotos y hacer de ellas verdaderas obras de arte que le den otra mirada al lugar que recorremos. Si combináramos las tecnologías con los hermosos lugares de esta Patagonia y un poco de creatividad que refleje nuestra mirada, les estaríamos dando a las fotos una vida propia que antes de la era digital era casi imposible. Insisto con esto a mis alumnos de fotografía: buscar su identidad, escapar a las normas y descubrir nuevas miradas. Resulta sorprendente ver a una persona descubrir las maravillas que puede hacer con un programa de edición, desde corregir definición hasta modificar la riqueza tonal que está grabada en el archivo de la foto. Cuando aprenden a usarlos, nace el niño creativo que todos llevamos dentro.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.