Europa en familia... y en motorhome

Estos roquenses se aventuraron a recorrer las rutas de Francia, Alemania e Italia. Aquí nos cuentan por dónde conviene ir, dónde dormir y los precios para que puedas replicar esta experiencia única.

24 jun 2018 - 00:00

Después de haber recorrido mucho por el país, con mi compañera e hijos nos aventuramos a Europa. Enseguida entendimos que era más que accesible porque cuenta con muchas áreas de servicio donde dormir, vaciar las aguas sucias y cargar agua limpia, tres asuntos indispensables a la hora de ser un habitante de la motorhome.

Tuvimos el gusto de recorrer Francia e Italia en profundidad, pero también Alemania, Austria, Suiza, República Checa y España. Ir al supermercado es una atracción en sí misma cuando se viaja en motorhome por Europa. Las dos horneadas de pan por día en Francia, sus quesos y postres; los fiambres de Italia y todo lo que necesitás para el antipasto, ragú caseros en cada pueblo para saborear las pastas, por mencionar alguno. Intentaré acá dejarlos con mucho ánimo de probar.

Dormir en un castillo

Francia es uno de los países mejor preparados para este tipo de turismo. Realizamos un recorrido bastante extenso utilizando autopistas (algo caras) y rutas secundarias que, además de ser gratuitas, permiten disfrutar de campos, bosques y pueblos preciosos.

Claro que hay circuitos muy amigables para la motorhome y otros no tanto. Uno de los más lindos y placenteros es el valle del Loira, que es patrimonio de la humanidad por sus castillos, pueblos trogloditas y monumentos culturales. Son unos 280 km que cuentan con un gran número de parkings para motorhome donde se puede pernoctar gratis en lugares estratégicos. Por ejemplo en Amboise, una de las ciudades medievales más lindas del Loira, se puede pernoctar en el estacionamiento del castillo. Con niños también es lindo visitar el Castillo de Chenonceau o de las Damas, porque en los jardines hay juegos y un laberinto muy entretenido.

El valle del Dordoña también cuenta con muchos pueblos clasificados como los más bellos de Francia y se puede parar a dormir en lugares con buena vista y fácil acceso a caminar por el centro del lugar. También son recorridos accesibles la llamada ruta del champagne y la famosa Provenza.

Por su parte, en la Costa Azul no permiten pernoctar ni estacionar en varios lugares, pero es posible ir de visita por ciudades como Cannes (suerte la nuestra que llegamos durante el festival) y Ménton.

Finalmente es muy bueno poder contar que es posible y fácil visitar París en motorhome. Dentro de la ciudad y a orillas del Sena, se encuentra el camping Bois de Boulogne. Tiene para alquilar parcelas para carpas, motorhome y bungalows. Esta muy bien para dormir ahí y usar el microbús que une el camping con la estación de metro de Porte Maillot para visitar la ciudad. No obstante, los fines de semana es posible pasear por París en motorhome. Nosotros pudimos estacionar a dos cuadras de la Torre Eiffel.

Si se trata de animar a los niños en el viaje, a 32 km de la Ciudad Luz esta Disneyland París, que cuenta con un parking enorme para motorhome.

Autopistas gratuitas

Alemania es un país también con mucha tradición en motorhome. Una de las ventajas es que todas las rutas y autopistas son gratuitas y están en excelente estado. Allí los controles policiales en ruta son más frecuentes que en otros países. A nosotros nos tocó, pero con todo en orden no pasa nada. También se puede estacionar y dormir en el motorhome en cualquier lado, siempre y cuando no se despliegue nada fuera de ella que aluda a campamento.

Alemania cuenta con una gran cantidad de áreas de servicio que descargar y cargar agua, como en Francia. La Ruta Romántica es una de las más turísticas y famosas. Tiene buenos paisajes, ciudades medievales y castillos. Rothenburg ob der Tauber es una ciudad medieval donde el tiempo parece se detuvo. Es sin duda una de las paradas más esperadas: la vista desde la muralla que rodea la ciudad es preciosa y, si vas a tomar una cerveza, está bueno sentarse en la Marktplatz, que es el centro de todo el pueblo.

Berlín es otra de las capitales europeas sumamente amigables con las motorhome. En la llegada encontramos un parking para estacionar, pegado al centro cultural okupa Tacheles, superbien ubicado para disfrutar caminando y llegar fácil a las puertas de Brandenburgo. Para pernoctar varios días, fuimos a un parking de autocaravanas muy céntrico, con parada de metros y buses casi en la puerta. De todos modos, Berlín tiene un tránsito muy organizado que permite disfrutarla arriba de la motorhome.

Naturaleza desbordante

El último tramo del viaje fue Italia. Sin dudas es un país bello en historia, geografía, comida y arquitectura, pero en motorhome siempre es diferente. Por ejemplo Roma, Florencia y Venecia tienen un tránsito muy complejo e incómodo para ir en motorhome, mientras que la Toscana italiana es uno de los circuitos más amigables, además de ser una de las regiones más lindas de Europa, con bellas postales y una naturaleza desbordante.

El recorrido se realiza por carreteras fuera de las autopistas, sin peaje, caminos tranquilos y nostálgicos. Son muchos los pueblos amurallados y medievales que hay para visitar. En muchos no se puede circular dentro, pero tienen parking para autos y motorhome en sus puertas, donde se puede dormir. Además de los conocidos Siena, Pisa, visitamos Montelpulsiano, Monteriggioni, San Geminiano, Cortona. Volterra se nos antoja imprescindible, con sus ruinas etruscas y un teatro romano y muy fácil de encontrar donde pasar la noche.

Camino al sur, las ruinas de Pompeya son un excelente lugar para recorrer en familia y la motorhome tiene varios lugares donde reposar. En cambio la Costa Amalfitana no es un lugar amigable para estos rodados. Dejamos la motorhome en un parking en Sorrento, el último pueblo recomendable hasta donde se puede acceder y de allí tomamos micros para visitar Amalfi y el insuperable Positano.

La isla de Sicilia sí es muy amigable para aventurarse en motorhome. No hay peajes en las autopistas y te recibe el volcán Etna cuando cruzas en ferri desde Calabria. Se puede dormir en cualquier lugar.

Nos empecinamos en conocer Palazzo Adriano, donde se filmó “Cinema Paradiso”. Son muchos los caminos interiores y tomamos algunos que no estaban en buen estado. Pero llegamos y la emoción fue muy grande, porque el pueblo detiene la imagen y sensación exacta de esa memorable película.

Lo hicimos, lo disfrutamos y seguimos programando más sueños sobre ruedas.

Datos útiles para tener en cuenta
Todas las principales carreteras tienen, cada 30 km, lugares para dormir y cargar y descargar las aguas sucias.
Las motorhome en alquiler son nuevas y con pocos km. Vienen equipadas con calefacción, ducha, heladera, tv, wifi (se paga aparte). Tienen un deposito de agua negras (el baño) otro de aguas grises (cocina, bacha, ducha) y un último tanque para cargar agua para el uso diario.
Con algunas compañías se puede coordinar que te busquen con el vehículo en el aeropuerto, así uno arranca el viaje inmediatamente
El GPS: indispensable.
Europa exige ingresar con seguro de cobertura médica que no siempre está cubierto por las tarjetas de crédito. Universal Assistance, Assist Card y Coris, entre otras, suelen ofrecer promociones.
Más información en: www. autocaravanasdelsol.com.
Dormir en el parking de un castillo medieval o a metros de la torre Eiffel son atracciones en sí mismas cuando se viaja por Europa en motorhome.
Los precios
€ 80 a 150
al día cuesta el alquiler de una motorhome, según el tiempo que se alquile y la temporada. No incluye sábanas.
€ 1,40 a 1,70
según el país (Italia es más cara y España más barata, por ejemplo), es el valor del gasoil.
$ 23.400
cuesta el aéreo Buenos Aires-Barcelona ida y vuelta, con impuestos. Hay promociones con muchas escalas o partiendo de países limítrofes.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.