La Patagonia al caer el sol

Un fotógrafo se sube a su camioneta y sale de recorrida. Viaja, mira, se detiene, dispara su máquina. Regresa a su casa, edita, vuelve a salir. Cerca o lejos del punto de partida, el Alto Valle, aprovecha cada oportunidad y frena allí donde lo pide su instinto. ¿El resultado? Una alucinante recorrida por la región

de la que hoy selecciona ocho atardeceres.

06 nov 2015 - 00:00

Luego de una tarde buceando en el bosque sumergido del lago Traful, regresamos a Bariloche justo cuando se ponía el sol. Saqué esta foto del lago Nahuel Huapi desde la banquina del camino, un par de kilómetros antes de la rotonda que lleva al aeropuerto de Bariloche. A veces no es necesario alejarse, sólo es cuestión de ver.

Recorriendo la Ruta 259 desde Esquel a Trevelin para merendar en una de las casas de té galesas de esta localidad, me llamó la atención un campo donde habían cosechado alfalfa y la almacenaban en rollos, con la cordillera de los Andes de fondo. Sólo tuve que regresar al atardecer para conseguir la foto que buscaba.

Durante el verano pasado hubo muchos incendios forestales en la cordillera. Fue tal su intensidad que el humo llegó hasta el Alto Valle, donde saqué esta foto un atardecer de febrero desde el aeroclub de General Roca. La luz del sol se filtraba a través de las partículas suspendidas en la atmósfera y tomaban un color rojizo fuera de lo habitual.

50 km al sur de la ciudad de

Río Gallegos en dirección al paso fronterizo Integración Austral por Ruta 3, se encuentra la laguna Azul, un curioso cuerpo de agua formado dentro del cráter de un volcán extinguido. Es un lugar bien conocido por los habitantes de

Río Gallegos, que lo utilizan como balneario.

Al pie del cerro Calafate, en Santa Cruz, existe un campo de rocas que es un mirador privilegiado del lago Argentino y de la ciudad de El Calafate, en especial al atardecer. Pocos saben que este lago, creado por la acción glaciaria que todavía continúa en su sector oeste, está dentro de los veinte más profundos de nuestro planeta.

Los atardeceres en el Alto Valle tienen un encanto especial. Si uno se desvía por la zona de chacras puede encontrarse con este tipo de paisaje. La luz del sol se filtraba justo debajo de la nube sobre la línea de álamos. Sólo tuve que parar un instante y con la cámara de mi celular, la única que tenía a mano, saqué esta foto.

Llegamos al atardecer al Valle de la Luna Amarillo en Paso Córdoba, Roca, luego de caminar unos kilómetros por un sendero. En ese momento los últimos rayos de sol iluminaban las bardas de la margen sur del río Negro, resaltando el aspecto monumental que tiene el borde de la meseta en esta parte del Alto Valle rionegrino.

Saliendo desde Las Grutas en dirección al Fuerte Argentino, llega un momento en que el camino de tierra se termina y hay que comenzar a transitar sobre la playa prestando atención a que la marea esté baja. Cerca del Cañadón de las Ostras encontré esta playita de arena y me quedé hasta que bajó el sol.

Saliendo desde Las Grutas en dirección al Fuerte Argentino, llega un momento en que el camino de tierra se termina y hay que comenzar a transitar sobre la playa prestando atención a que la marea esté baja. Cerca del Cañadón de las Ostras encontré esta playita de arena y me quedé hasta que bajó el sol.

Mirá más fotos en http://marianosrur.com.ar/

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.