Vuelve a tambalear la disputa de la Copa América en suelo colombiano

El pasado lunes fue secuestrado el máximo coordinador del torneo.Aseguran que no le darán vía libre al terrorismo y que igual se jugará.





Una amenaza de atentado al seleccionado argentino de fútbol y el posterior secuestro de Hernán Mejía Campuzano, coordinador del comité organizador de la Copa América, volvieron a enrarecer el clima en la convulsionada Colombia y a poner en duda otra vez la realización del clásico certamen.

El dirigente colombiano fue secuestrado el pasado lunes en una zona rural del centro oeste de Colombia por rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de ese país (FARC), y permanece en un lugar desconocido.

El general Eduardo Franco, jefe de la Octava Brigada del Ejército, señaló que el secuestro del conocido dirigente «es obra del FARC», la mayor guerrilla de Colombia que realiza negociaciones con el gobierno desde hace tres años y agregó que el suceso tiene «fines extorsivos».

Para rescatarlo, el grupo antisecuestro del Ejército colombiano comenzó una serie de operaciones de rastrillaje en la zona de Pereira, donde fue capturado Mejía Campuzano cuando se dirigía a una finca de su propiedad.

En tanto, el titular de la Federación Colombiana de Fútbol, Alvaro Fina, señaló ayer que cada persona es dueña de su propio miedo, pero que eso no significa que se le vaya a dar vía libre al terrorismo, al secuestro y a la delincuencia, y confirmó que pese al secuestro del vicepresidente de su entidad, nunca dudó de la organización de la Copa América en su país.

«No podemos seguir haciendo especulaciones, y pienso que hay que respetar el miedo de cada persona. Cada uno es dueño de su miedo, pero yo creo que estas situaciones de manejo y comentarios de que nos van a quitar la Copa América nos hace mal, porque yo nunca dudé que la Copa se va a realizar en Colombia», aseguró Fina.

«Yo pienso que si en alguna ocasión necesitamos el apoyo de los dirigentes mundiales es ahora. Nosotros no le podemos dar vía libre al terrorismo, al secuestro y a la delincuencia. Tampoco podemos esconder la preocupación, como también tenemos que respetar el temor y el miedo de la gente de afuera», comentó.

Por su parte, el presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, Carlos Villacís, señaló estar «consternado» por el secuestro de Mejía Campuzano y deploró lo sucedido.

El dirigente ecuatoriano indicó que rezaba a Dios «por la salud de Mejía Campuzano en este peligroso trance para su vida y para que regrese pronto a estar con su familia».

«Esto me dejó conmocionado. Actos como éste lo único que hacen es intentar dejar mal parada la imagen de Colombia», apuntó Villacís en declaraciones a la prensa.

Mientras, el entrenador del seleccionado chileno, Pedro García, señaló que su equipo está preparado para disputar este torneo «dónde sea», y afirmó que «no tiene miedo» de ir a Colombia.

Por otra parte, la cancillería argentina hizo conocer ayer que el miércoles último alertó al presidente de la AFA, Julio H. Grondona, sobre una «amenaza» recibida en Colombia en la que se advertía que si el seleccionado nacional se presentaba a jugar la Copa América «podría ser objeto de atentados».

Grondona, molesto, señaló desconocer el contenido de la carta y agregó que no volverá a tratar el tema hasta que no sea llamado por el embajador. (Ver aparte).

La Copa América se disputará entre el 11 y 29 de julio y la sede de Colombia como país organizador tuvo que ser ratificada varias veces a causa de una serie de atentados, algunos de ellos relacionados con el certamen.

¿La seguridad garantizada?

BUENOS AIRES (DyN) – El jefe de Seguridad de la próxima Copa América a jugarse en Colombia, general Aldemar Bedoya, aseguró que «estamos preparados para recibirlos y darles la seguridad que ustedes se merecen».

Acerca de la amenaza a la embajada argentina y un carta al presidente de la AFA, Julio H. Grondona, Bedoya manifestó que «de acuerdo a los análisis de inteligencia que realizamos aquí, son escritos que no tienen mucho peso».

«Son grupos que no tienen ninguna identificación real ni antecedentes y aquí en el país hay muchas personas que de pronto son enemigas de la Copa América y quieren causar este tipo de malestares, pero tengan la seguridad de que esos escritos no tienen absolutamente ningún asidero sobre que nos van a poder torpedear la copa. Elos no lo van a hacer», aseguró.

En cuanto al secuestro vicepresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Hernán Mejía Campuzano, explicó el general que «fue en una finca donde él se encontraba, muy lejos de Bogotá. Había un retén, allí llegó el señor, cuando regresaba a Pereira fue tomado por los guerrilleros con otras personas».

«Eso no tiene ninguna relación con la Copa América. Ellos no van a intentar nada, yo estoy seguro de eso y las medidas que nosotros hemos tomado van a permitir darles a ustedes, a los periodistas y delegaciones que vienen, la seguridad que ustedes necesitan y que nosotros estamos en capacidad de darles», afirmó el máximo responsable de la seguridad para la próxima edición del tradicional certamen.

Agregó Bedoya que «los estamos esperando. Los dispositivos de seguridad los preparamos a conciencia, con mucho profesionalismo. La policía de Colombia aprendió en relación con el manejo de estos problemas, por lo que garantizamos que el certamen se realizará con total normalidad».

«Con todas las situaciones que se nos presentaron en los últimos años salimos adelante. Contamos con un dispositivo que permite que los equipos que vienen a nuestro país van a tener permanentemente un grupo de policías con un oficial al mando que los va a acompañar durante la permanencia aquí, en nuestro país», comentó.

El jefe de Seguridad expresó que «estamos convencidos, nosotros no vamos a tener problemas en la Copa América. Nos preparamos desde hace mucho tiempo para recibirlos y darles la seguridad que ustedes se merecen, no solo los argentinos, sino también a los integrantes de las otras selecciones».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Vuelve a tambalear la disputa de la Copa América en suelo colombiano