Vuelve la calma a Salta, pero no cede la protesta social

Mientras en Salta volvía la calma, se registraron nuevos cortes en todo el país en reclamo de trabajo. Estatales protestaron en la capital en repudio del modelo, provocando un gran caos.

Desocupados de las provincias de Tucumán y Jujuy mantenían cortadas ayer las rutas nacionales 38 y 34 en demanda de planes de trabajo provisorio, y lo mismo sucedió en Lomas de Zamora y Pacheco, del conurbano bonaerense, donde se trabó la circulación de tránsito en varios puntos neurálgicos.

De este modo, la protesta social con corte de ruta que logró destrabarse en Salta -donde murió un hombre durante la represión policial del viernes y todo se transformó en un caos que destruyó importantes dependencias de Tartalgal y General Mosconi- no evitó su sostenida expansión a otras zonas del país.

En Tucumán, unos 800 desocupados cortaron la ruta 38 a la altura de la localidad de Alberdi, a unos 100 kilómetros de la capital provincial, y lo mismo hicieron otros 300 manifestantes en la zona de Concepción.

En el caso del corte que se registra en Concepción, los pobladores de esa localidad acusan a la administración de Julio Miranda de no haber previsto la construcción de obras de infraestructura que detengan las inundaciones que dañan la economía de la región (ver aparte).

Y en Alberdi, donde ya hay carpas instaladas y ollas populares, el reclamo está centrado en el reclamo de puestos de trabajo y amenaza, como en Alberdi, en prolongarse por "tiempo indeterminado" si no se llega a un acuerdo.

Allí le reclaman, a la administración nacional, "una ampliación de los cupos de 250 puestos de trabajo a 2.000 empleos", mientras que en el orden provincial piden "1.500 cargos, con tareas concretas", según aseguró el dirigente Rubén Porta. Y advirtió: "Reclamamos puestos más estables, no planes Trabajar que duran tres meses, porque obligan a una lucha permanente".

En Jujuy, en tanto, cerca de un centenar de desocupados cortaron la ruta nacional 34, a la altura de San Pedro de Jujuy, para reclamarle al gobierno provincial su inclusión en los planes subsidiados de empleo. Pero no se trató sólo del corte de ruta, ya que maestros del nivel primario tomaron la delegación del Ministerio de Educación en esa ciudad, en reclamo del pago de los haberes adeudados de octubre.

La provincia de Buenos Aires, tras los días de tensión que se vivieron en La Matanza, es nuevamente escenario de la protesta social con dos cortes, esta vez en Puente La Noria y General Pacheco, en los partidos de Lomas de Zamora y Tigre.

En Lomas de Zamora, unos 200 manifestantes mantenían cortado uno de los accesos a la Capital Federal, en reclamo de puestos de trabajo y asistencia social, y le sumaron al corte una advertencia: el martes llegaran hasta la municipalidad y, si no son escuchados, tomaran la sede del gobierno comunal.

Pero donde se hizo sentir la protesta de modo peculiar fue en la capital federal. Sin concentraciones masivas pero diseminadas en distintos puntos de la ciudad, los estatales salieron a cortar calles del centro porteño provocando congestionamiento y caos del tránsito durante varias horas . para protestar contra el ajuste salarial y las recientes medidas económicas anunciadas por el gobierno nacional.

"No es momento para un paro"

La ministra de Trabajo, Patricia Bullrich, instó ayer a "reflexionar" a las centrales obreras que convocaron a un paro de 36 horas para el 23 de noviembre, al señalar que "no es momento" para realizar una medida de fuerza.

Bullrich convocó al sindicalismo "al diálogo" y sostuvo que en respuesta a los reclamos el ministerio "duplicó" su presupuesto establecido para progra-mas sociales durante 2001. "El país necesita avanzar en trabajo e inversiones, y esto es parar al país en un momento en que necesita avanzar", enfatizó.

El paro fue convocado ayer por la CGT rebelde que lidera el camionero Hugo Moyano, y la CTA, encabezada por el estatal Víctor De Gennaro, en rechazo del ajuste anunciado por el gobierno de Fernando de la Rúa.

La CGT oficial, que lidera Rodolfo Daer y el partido Nueva Dirigencia decidieron sumarse a la medida de fuerza. (DyN)


Comentarios


Vuelve la calma a Salta, pero no cede la protesta social