Vuelven a caer previsiones de demanda de crudo

El mundo consumirá este año 89,9 millones de barriles diarios, 250.000 menos que los previstos el mes pasado.

#

consecuencias de la crisis económica

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha revisado a la baja, por sexto mes consecutivo, sus previsiones de demanda global de petróleo en el 2012, debido a las peores perspectivas económicas, sobre todo, en la Eurozona y a la vista de los últimos datos sobre lo ocurrido a finales del año pasado. Teniendo en cuenta las nuevas (y recién rebajadas) proyecciones económicas del FMI para este año, la agencia espera que el consumo de crudo sea este año de una media de 89,9 millones de barriles diarios, lo que significa 800.000 más que el 2011, pero 250.000 barriles menos de lo que calculaba en su informe previo sobre el mercado petrolero, el mes pasado. Esos 89,9 millones significarían un incremento del 0,9% respecto del 2011, pero la evolución sería muy diferente para el mundo desarrollado y para los países emergentes. En concreto, la demanda de los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) disminuirá en 400.000 barriles respecto de la del pasado año. De nuevo, los países europeos marcarán de forma más acusada ese descenso, con 300.000 barriles diarios menos y un consumo medio de 13,9 millones de barriles diarios. La AIE precisó a ese respecto que el consumo mundial de petróleo bajó en el cuarto trimestre (en 5.000 barriles diarios) respecto del mismo trimestre del 2010, algo que no ocurría desde el estallido de la crisis financiera. Una caída trimestral que fue de 690.000 barriles diarios en Europa a causa del descenso de la actividad y de unas condiciones meteorológicas más suaves, y de 530.000 barriles en Estados Unidos. Más oferta de Libia Por el lado de la oferta, la AIE constató que en enero aumentó en 100.000 barriles diarios hasta 90,2 millones gracias a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y, muy particularmente, a Libia (que recupera rápidamente sus capacidades tras la guerra), Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos (EAU). El cártel aportó 30,9 millones de barriles diarios, el mayor volumen desde octubre del 2008 y compensó así con creces la caída de los otros productores, a causa de los conflictos en Siria, y entre Sudán y Sudán del Sur, y los patrones de actividad en plataformas del Mar del Norte. Irán y las reservas Los expertos de la agencia estimaron que el mercado tiene un aprovisionamiento suficientemente flexible para hacer frente al potencial impacto de las sanciones internacionales anunciadas contra Irán, en virtud en particular de las capacidades excedentarias de otros países de la OPEP. Además, recordaron que están las reservas estratégicas para el caso de que los mecanismos de mercado fallaran. De acuerdo con sus cálculos, el embargo de la Unión Europea al crudo iraní podría afectar a 600.000 barriles diarios, de los 2,6 millones que exporta, aunque las medidas contra el Banco Central de Irán podrían tener más efecto sobre los pagos del crudo que vende. Paralelamente, China que era con diferencia en el 2011 el primer comprador de petróleo iraní (550.000 barriles diarios) se presume que está importando en este comienzo de año la mitad de ese volumen, aunque la AIE lo atribuye a una estrategia para negociar el precio a la baja. En diciembre, las reservas industriales de crudo en la OCDE bajaron en 40,8 millones de barriles, para quedar en 2.611 millones, lo que supone que siguen por debajo de la media de los últimos cinco años por sexto mes consecutivo. No obstante, en términos de demanda, esas reservas cubren 57,2 días de consumo, 1,6 días más que la media de los últimos cinco años. Además, los datos preliminares de enero apuntan a un incremento mensual de 11,4 millones de barriles. (Fuente: Agencia EFE/ Diario Expansión)


Comentarios


Vuelven a caer previsiones de demanda de crudo