Wall Street espera con ansiedad las cifras de empleo

De este modo medirá la vitalidad de la economía norteamericana

NUEVA YORK (AFP) - Tranquilizada sobre la situación del consumo, la Bolsa de Nueva York espera las cifras del empleo para intentar medir la vitalidad de la economía estadounidense. "El empleo, el empleo, el empleo: he aquí el estribillo que van a tararear los inversionistas", declaró Rich Peterson, analista de Thomson Financial, en referencia a las cifras del mercado de trabajo de mayo, que deben ser publicadas el próximo viernes.

El mercado de trabajo, uno de los pilares de la economía estadounidense por su impacto sobre el consumo, perdió empleos en los últimos cinco meses, al hacerse eco de la degradación de la coyuntura económica.

Una reducción importante de los empleos reavivaría la posibilidad de una baja suplementaria de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal (Fed), con el fin de relanzar la economía, estimaron ciertos analistas, a pesar de la multiplicación de los comentarios de dirigentes de la Fed que parecen excluir esta hipótesis.

Una nueva baja de la tasa

directriz contribuiría a debilitar el dólar todavía más y provocaría nuevos aumentos en los precios del oro y del petróleo, convertidos en un refugio contra la inflación. Este alza de los precios afectaría el consumo, que contribuye en más de dos tercios de la actividad económica estadounidense, ya que los jefes y jefas de hogar serían forzados a restringir sus gastos a los bienes de primera necesidad, explicó Lindsey Piegza de FTN Financial.

El informe sobre el empleo del estudio privado ADP del miércoles dará una pista a los inversionistas, que también observarán la evolución del precio del petróleo, debido a la amenaza de una aceleración de la inflación. Serán también publicadas esta semana las cifras de mayo del índice ISM que mide la actividad industrial (lunes) y servicios (martes) y además de los datos sobre la productividad (miércoles).

En la semana que terminó Wall Street recuperó el optimismo después de una revisión al alza del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre, de una ligera mejora en el sector inmobiliario y de nuevas pruebas de la resistencia del consumo.


Comentarios


Wall Street espera con ansiedad las cifras de empleo