Weretilneck movió piezas y reorganizó Seguridad

Enroque: Gatti a la Policía y Gallinger a Gobierno.



#

Bermejo dejará el espacio a una funcionaria que llegó durante su gestión, después de haber compartido el equipo de Garré en Nación.

Archivo

Miguel Bermejo fue desplazado de Seguridad y Marta Arriola será la nueva titular de esa cartera en Río Negro.

Esta “reorganización” –según el anuncio oficial– alcanza también al jefe de la Policía, Ariel Gallinger, que será reemplazado por el secretario de Gobierno, Fabián Gatti, originándose un enroque porque aquel pasará a esta última área.

Bermejo conservará un espacio. El gobernador Alberto Weretilneck le creará una estructura especial, bajo su directa relación, con la denominación de “Unidad de Reforma de Leyes y Reglamentaciones del Sistema de Seguridad Provincial”.

Las asunciones serán mañana al mediodía. Arriola es psicóloga social y es la actual subsecretaria de Participación Comunitaria.

Llegó a Río Negro convocada por Bermejo cuando integraba el equipo de la ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré, a cargo de una dirección.

Ayer por la mañana, Weretilneck encuadró los cambios en “una reestructuración de todo lo que tiene que ver con la seguridad” después de realizar “un balance de lo hecho hasta ahora y poniendo en marcha una nueva fase del plan”.

Aseguró que “el plan de seguridad será corregido” y habló de una “reformulación de los roles de los funcionarios y la incorporación de nuevas actividades”.

Más allá de ese esfuerzo, el gobernador no logrará desalojar del cuadro la reyerta de la semana pasada de Bermejo con su ministro de Gobierno, Luis Di Giacomo, que fue el desencadenante del actual proceso.

Weretilneck rápidamente recurrió a Arriola para cubrir la vacante de Bermejo.

Existió algún reparo sobre ella por su relación laboral con el secretario apartado pero después aceptó ya que, en definitiva, su ex jefe seguirá en la órbita estatal, con la creación de un área con dependencia directa del gobernador y distante así de Di Giacomo.

Encuadrada en la reformulación, Weretilneck avanzó también en recambios en la jefatura policial, desplazando a Gallinger y colocando a Gatti.

El mandatario sostuvo una directriz de su gestión: que sea un civil quien esté en la conducción de la fuerza.

La variante se daría en la subjefatura, que sería para un retirado –todavía no definido– en reemplazo de un superior en actividad, el comisario mayor Roberto Stupniki.

Por su parte, Gatti llega de la jefatura policial después de haber ocupado en los primeros 10 meses de la gestión del Frente para la Victoria, la Subsecretaría de la Función Pública y pasar en octubre a Gobierno, convocado por Di Giacomo.

Antes de esas funciones, el nuevo jefe de la fuerza de seguridad provincial fue legislador, durante dos períodos (2003-2007 y 2007-2011), y concejal de Cipolletti.


Comentarios


Weretilneck movió piezas y reorganizó Seguridad