Weretilneck negó personalismo y exhibió poder

En Bariloche, defendió su gestión ante un gimnasio colmado por militancia y ‘acarreo’



#

“Tito” Paillalef, Martín Soria y el vicegobernador Carlos Peralta acompañan al gobernador.

BARILOCHE (AB)- El gobernador Alberto Weretilneck dijo ayer en Bariloche que la gestión que encabeza en la provincia desde enero pasado “tiene cientos de actores y cientos de responsables” y subrayó que se trata de “un proyecto colectivo”. Buscó reafirmar así la alianza sin fisuras que mantiene con la franja del PJ que lideraba su compañero de fórmula -el fallecido Carlos Soria- y con los llamados “movimientos sociales” kirchneristas afines como el Evita y Causa Nacional y Popular.

Esos sectores aportaron buena parte de los militantes que colmaron ayer el gimnasio del Soyem para recordar la movilización que hace cuarenta años recibió a Juan Perón en su regreso a la Argentina. Banderas de distintas agrupaciones del PJ, del Frente Grande (el partido del gobernador), del MPP y de organizaciones gremiales de varias ciudades se repartieron los lugares de honor cerca del palco.

Además de la militancia, fue evidente el despliegue del aparato partidario y estatal (con presencia de funcionarios). El clásico acarreo. En los alrededores del recinto de la calle Brown quedaron estacionados unos 25 micros que movilizaron a las casi 800 personas (muchas mujeres y jóvenes) que participaron del acto.

Aunque nadie lo nombró, casi todos los oradores tuvieron mensajes inequívocos para el senador Miguel Pichetto, quien no se sumó a la convocatoria y a los legisladores que le responden. También fue notoria la ausencia del intendente Omar Goye, aunque sí asistieron varios miembros de su gabinete y los tres concejales del PJ. Los ediles del Frente Grande, en cambio, no concurrieron, y ese partido tampoco movilizó militantes locales, confirmando las profundas diferencias que mantienen con el PJ.

Bariloche es, hoy, la ciudad cuyo electorado más disputan los sectores “albertistas” y “pichetistas”.

Weretilneck dijo en su mensaje que el proyecto que encabeza en la provincia “no tiene un nombre propio, tiene lealtad con la historia y con el compromiso” que en su momento asumió junto Soria. Desmintió que el acto haya sido convocado como una “demostración de fuerza” y en respaldo de su persona.

Repasó también logros alcanzados, como el equilibrio económico que le permite “pagar sueldos sin auxilio nacional”, la inauguración de 12 jardines de infantes y 22 escuelas de jornada extendida y “el haber bajado a cero la conflictividad gremial y social” y la transformación de la policía provincial. “¿Qué es lo que hemos hecho mal para que algunos nos critiquen?” preguntó .

Con parecida intención el vicegobernador Carlos Peralta dijo que el peronismo se sobrepuso a la pérdida de Soria y acompaña a Weretilneck “porque está acostumbrado al dolor y al sufrimiento”. El intendente de Roca, Martín Soria también dedicó una frase a Pichetto, al intendente de Bariloche y a los legisladores ausentes. “Les digo a los poquitos que hoy no están, que acá está el peronismo, gobernando para transformar a Río Negro”, afirmó.


Comentarios


Weretilneck negó personalismo y exhibió poder