Weretilneck quiere licitar y comprar mucho más rápido

El gobierno presentó un plan para acortar pasos burocráticos en las contrataciones del Estado. La clave estará en la creación de áreas de Suministros y de Fiscalía de Estado en cada ministerio.



#

Weretilneck y Kohon escuchan al fiscal de Estado Fernández Eguía, en la presentación de ayer en Casa de Gobierno.

VIEDMA (AV)- El gobierno rionegrino pretende reducir los tiempos burocráticos de los trámites para la compra y contratación de bienes y servicios. Ese plan avanzará a partir de la modificación de normas que regulan el funcionamiento de la Fiscalía de Estado y que reglamentan los procedimientos licitatorios en la administración pública.

Para ello, anunció la descentralización de las oficinas de Suministros, con la creación de esas áreas en cada ministerio, la creación de delegaciones de la Fiscalía de Estado en las carteras y el fortalecimiento de las asesorías legales.

Ayer, en un acto que encabezó el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, se presentaron los proyectos normativos de reforma administrativa y las nuevas reglamentaciones de funcionamiento de la Contaduría General y la Fiscalía de Estado.

El contador general Juan Kohon manifestó que se trata de una nueva etapa de la Administración Pública “que remarca la transparencia a la burocracia estatal, que por tradición es compleja, con mecanismos lentos que conspiran contra los mejores deseos de una buena gestión”.

Para ello, plasmó la intención de “remover obstáculos normativos y otros que son de carácter funcional”, aseguró Kohon.

En el caso de la Fiscalía de Estado se requerirá de una reforma de su ley Orgánica, mientras que para la Contaduría General deberán derogarse y modificarse algunos decretos.

Los cambios serán progresivos según cada caso.

“Algunos son instantáneos desde el momento de la sanción de los decretos, mientras que otros deberán esperar adaptaciones de carácter tecnológico, como son cambios en la oficina de suministro y la asistencia de la empresa rionegrina Altec para la implementación informática de distintos procesos. Con respecto a la subasta pública, quizá demore tres meses de puesta en marcha”, indicó el contador general.

Por otra parte, el fiscal de Estado Julián Fernández Eguía explicó que se busca “descentralizar el control de legalidad –de los trámites administrativos– y colaborar en esa descentralización a partir de capacitación, formación y la utilización de tecnologías”.

Consideró que de esa manera se logrará una “gestión más ágil y eficiente tanto de los recursos humanos, como del tiempo que lleva la tramitación del expediente”.

Río Negro


Comentarios


Weretilneck quiere licitar y comprar mucho más rápido