Weretilneck y las críticas: ¿cambia freezer por tijera?

Definirá rápido si Lastra deja la Secretaría General.

Archivo

El gobernador, Alberto Weretilneck, buscará un cierre rápido para el conflicto interno desatado tras las críticas de la candidata a diputada, María Emilia Soria, a la gestión provincial.

La decisión implica una convocatoria al secretario General, Hugo Lastra. Sería a mediados de la semana próxima. Allí se sellará el destino del funcionario, referente directo en el gobierno para la agrupación “Jóvenes en Acción”, que organizó la cena en la que Soria cuestionó estilos y decisiones del mandatario y su entorno.

Weretilneck confirmó ayer en Bariloche que Lastra puso a disposición su renuncia.

“Me lo hizo saber ayer (por el jueves) verbalmente y en el transcurso de la próxima semana evaluaré”, respondió a “Río Negro”.

Esa expresión marcó un cambio en el estilo del mandatario ante situaciones de malestar con integrantes del gabinete.

Los enojos que antes se traducían en un “freezer” para los funcionarios ahora emergieron públicamente. Y anoche una fuente cercana al gobernador indicó que las críticas del fin de semana pasado marcaron “un antes y un después y alguien deberá hacerse responsable”.

“Tal vez no sea Lastra el que deje el cargo, pero no se puede generar un ámbito para tamañas críticas y que todo siga como si nada hubiese pasado”, avanzó el funcionario consultado.

“Una opereta”

Quien expuso una mirada diferente fue el intendente de Roca, Martín Soria. El vicepresidente del PJ rionegrino hizo declaraciones antes que el gobernador y consideró que los rumores de renuncia de Lastra constituyen una “opereta de prensa de sectores políticos”. Especuló que “quizá a alguien le molestó mucho que Lastra haya metido 600 fichas de afiliación pensando en alguna compulsa partidaria interna”.

El jefe comunal afirmó además que la difusión de la posible renuncia “pareciera estar dirigida a erosionar la figura de Hugo Lastra”.

Consideró que los dichos de su hermana fueron una descripción “objetiva, como el cambio de eslogan o del color, que no se pueden negar, y además que se cumplieron dos años del 25 de setiembre y parece que nadie hubiera querido acordarse de aquél histórico triunfo”.

Agregó que “hay sectores del peronismo que pretenden ser viedmenses que no le perdonan a Lastra que en el 2010 haya acompañado la candidatura de mi padre y que el año pasado haya respaldado a nuestro gobernador Alberto Weretilneck”.

Soria negó su distanciamiento con el mandatario y manifestó que “después del 27 de octubre Río Negro vuelve a afianzar su gobierno provincial, vuelve a recuperar la juventud en la Cámara de Diputados y principalmente a recuperar muchas ganas, que es lo que le falta a muchos dirigentes que se van volviendo más viejos”. (Redacción Central / AV)

A 22 DÍAS DE LAS ELECCIONES


Comentarios


Weretilneck y las críticas: ¿cambia freezer por tijera?