Wilkinson los llevó a la gran final

Inglaterra venció a Francia con una gran labor del apertura. El número diez marcó todos los puntos de su selección.



Jonny Wilkinson…perdón, Inglaterra derrotó a Francia por 24 a 7, en la segunda semifinal y jugará la etapa decisiva de la RWC 2003 contra Australia. El apertura inglés metió todos los puntos de su equipo con cinco penales y tres drops.

Una maravilla. Si hasta el día de hoy estaba en duda quién era el mejor apertura del Mundial 2003, el diez inglés Jonny Wlkinson, se encargó de disipar los interrogantes. Jonny fue fundamental, no solo para convertir los puntos del partido sino que también supo manejar con maestría el desarrollo del match.

Sus precisas patadas al fondo francés fueron un recurrente y complicaron a toda la defensa de Les Bleus. Además, con los 24 puntos anotados, quedó segundo en la tabla de goleadores con 98, a sólo cinco de Michalak, que es el líder. Claro, a pesar de que el partido lo ganó el apertura, no hay que quitarle méritos a la buena labor de los fowards, quienes dominaron las formaciones.

El primer tiempo fue todo lo que se esperaba de un partido de semifinales: muchos nervios, dientes apretados, errores por doquier y una molesta lluvia que empeoraba las cosas.

Pero a pesar de la imprecisiones, los galos lograron llegar al try: luego de un line en la línea de 22 metros inglesa, la guinda terminó en las manos de Betsen, que no tuvo demasiados inconvenientes para apoyar y poner el partido 7 a 3 (Wilko ya había metido un drop).

Los errores e imprecisiones ya comentadas tuvieron un desenlace obvio: muchos penales para ambos lados. Claro, el único que los aprovechó fue Wilkinson que clavó dos penales y un drop para irse a los vestuarios 12-7 arriba.

La segunda mitad se desarrolló de la misma forma que el primer tiempo: muchas fallas en todas la líneas.

El desenlace comenzó cuando fueron amonestados, primero Betsen y luego Dominici. Con superioridad numérica de jugadores dentro del campo, los hombres de la Rosa empezaron a sellar la victoria. Wilkinson, que era el único que se mostraba del todo preciso, metió tres penales y un drop más para sellar el resultado: 24 – 7 y a otra cosa mariposa..

El entrenador inglés Clive Woodward no ocultó su enorme alegría por clasificar para la final del Mundial. Por eso tras el partido comentó: “Fue una noche mágica para Inglaterra, estamos muy felices y listos para jugar la final contra Australia la próxima semana”.

“Los aficionados son increíbles. Esto es mejor que Twickenham. Fue un vestuario feliz, ya que vinimos a ganar y estamos felices de estar en la final”.

Sobre las condiciones: “También llueve en Francia, estuve allí de vacaciones. Anoche también jugamos contra las condiciones y lo hicimos muy bien. Confío en que este equipo le puede ganar a cualquiera, en cualquier época del año, bajo cualquier condición”.

 

• El capitán inglés Martin Johnson: “Pateamos bien el balón y el segundo tiempo fue mejor que el primero. Nos hubiera gustado anotar un try, pero bueno, estamos en la final”.

Sobre Jonny Wilkinson: “Durante la semana la gente le decía ¿doblaste la esquina para encontrar su rumbo?… él es el mejor medio apertura del mundo. Tenemos la suerte de tenerlo”.

 

• El capitán francés Fabien Galthie: “El mejor equipo ganó el partido y le ganó a la presión por sobre todo. Las condiciones del tiempo fueron realmente difíciles para nosotros pero Inglaterra fue mejor. Estamos decepcionados, pero la RWC es para Inglaterra. Es difícil para nosotros jugar con lluvia, nos gusta correr con la pelota y hacer movimientos”.


Comentarios


Wilkinson los llevó a la gran final