“¿Y ahora qué sucederá?”



Si el gobernador de Río Negro guardaba la intencionalidad de romper el damero del radicalismo en la provincia al pretender una re-reelección, a la luz de las internas realizadas el domingo 13 de marzo su objetivo alcanzó el mayor cenit dentro del mapa político rionegrino. Lo que hasta ese momento era una discusión entre dos fuerzas políticas se convirtió en un abanico de incierta definición donde las especulaciones no estuvieron de más y las transiciones de uno a otro bando se irán produciendo a medida que se acerque la fecha de las definiciones. Bajo las insistentes declaraciones del gobernador a favor del “modelo K” y su pertinaz intención de mantenerlo y trasladarlo a la provincia, no sería de extrañar que él mismo figurara dentro de los posibles candidatos a vice de la presidenta. De producirse esta posibilidad, no causaría asombro que el ganador de las internas lograra un amplio apoyo político y económico del gobierno nacional que mantuviera la hegemonía radical del 83 aunque desvirtuada en su esencia. Esta situación provocaría un posible distanciamiento de la Casa Rosada del candidato justicialista. El radicalismo tendría inmensas posibilidades de triunfo si el resultado de las internas hubiera sido otro, toda vez que la tercera fuerza política rionegrina y otras tradicionales compañeras de fórmula conformarían un bloque cívico de grandes proporciones. Por otro lado, se encumbra la figura de una candidata a la gobernación, quien demostró su poderío en las últimas elecciones legislativas al triunfar en la localidad donde es fuerte el actual candidato a vice del justicialismo. De lanzarse esa candidatura surgiría la incógnita de cuál sería el comportamiento de los derrotados en las internas, por afinidad política o por la necesidad de terminar con el “famoso modelo” y/o vencer a sus tradicionales adversarios. El escenario político se completa con los actores entre bambalinas, éstos son quienes desde un anonimato llamado “independientes” mueven los telones y la escenografía y, sin atreverse a una definición que los identifique, pretenden ser los primeros actores. La provincia es hoy un prisma de varias facetas; dependiendo de qué lado se observe, la refracción y la descomposición de la luz arrojarán claridad u oscuridad. Norberto Montinero, DNI 4.296.652 – Las Grutas

Norberto Montinero, DNI 4.296.652 – Las Grutas


Comentarios


“¿Y ahora qué sucederá?”