…y se fundieron en un abrazo



#

Se buscaron, se encontraron y hasta se "mimaron". Diego-Bilardo, como en el 86.

La clasificación de Argentina al Mundial de Sudáfrica 2010 pareció sellar todas sus diferencias, al menos por un momento.

Tras meses de distanciamiento, una silenciosa disputa y advertencias, Diego Maradona y su secretario técnico Carlos Bilardo se fundieron en un sorpresivo y emocionado abrazo en el Centenario de Montevideo.

Maradona explotó de alegría al escuchar el pitazo final de Carlos Amarilla y cuando se acercó a la tribuna donde estaban los pocos hinchas albicelestes se cruzó con el Narigón.

En una reedición de aquellas imágenes de los festejos del triunfo en el Mundial de México 86, parecieron haber dejado todo resquemor atrás para celebrar juntos esta nueva clasificación.

Lejos quedaron las recriminaciones de Maradona por las sugerencias de jugadores de Bilardo cuando el “10” estuvo internado en un spa en Italia, o las declaraciones de Bilardo, que parecieron minar la autoridad del actual seleccionador.

El 1-0 contra Uruguay, en el mismísimo reducto oriental y después de 33 años, tapó todo, pero está claro que fue por el desahogo de una Eliminatoria muy complicada para Argentina.

“Voy a ver si sigo”, llegó a decir Diego hace unos días, al mismo tiempo que se hablaba de diferencias insalvables con Bilardo. Ayer cambió la mano, pero con estos personajes, nunca se sabe. Son pesos pesados de la selección y su relación tuvo tantas idas y vueltas, que a pesar del efusivo abrazo, los cortocircuitos pueden aparecer en cualquier momento.


Comentarios


...y se fundieron en un abrazo