Logo Rio Negro

Ya es oficial: Chávez aumentó la pobreza

por Andrés Oppenheimer





Si el gobierno del presidente George W. Bush decidiera responder a las afirmaciones diarias del presidente venezolano Hugo Chávez de que es un campeón de los pobres y víctima de una campaña de desprestigio de Estados Unidos, he aquí lo que debería hacer: difundir las estadísticas de pobreza del propio gobierno de Venezuela.

Efectivamente, los datos sobre la pobreza del Instituto Nacional de Estadística (INE) de Venezuela -enterrados en la montaña de datos de su sitio de Internet, www.ine.gov.ve- contienen la evidencia más demoledora que haya visto hasta ahora sobre el desastre que ha sido el gobierno de Chávez para los venezolanos que menos tienen.

Los datos, en la página 5 del Reporte Social del INE, muestran que la pobreza en Venezuela ha crecido del 43% al 54% de la población durante los primeros cuatro años del mandato de Chávez. Y la extrema pobreza -el porcentaje de población que vive con menos de un dólar al día- ha crecido del 17% al 25% durante el mismo período, según las cifras oficiales.

Se trata de datos asombrosos, no sólo porque Chávez está paseándose por América Latina y el mundo proclamando que su «Revolución Bolivariana» tiene el propósito de ayudar a los pobres, sino también porque el aumento de la pobreza en Venezuela se da en el preciso momento en que el país se está beneficiando del auge petrolero más grande de su historia reciente.

Los precios del petróleo, de los que depende la mayor parte de los ingresos externos de Venezuela, han subido de 8 dólares por barril, cuando Chávez asumió la presidencia en 1999, a unos 55 dólares por barril en estos días.

Los funcionarios venezolanos dicen que los datos del INE están influenciados por las huelgas masivas de la oposición, que paralizaron al país a principios del 2003, el último año por el cual se publicaron cifras oficiales de pobreza. Sin embargo, el presidente del INE, Elías Eljuri Abraham, señaló al periódico «El Universal» a fines de diciembre del 2004 que la pobreza se mantenía en un 53% y la extrema pobreza en un 25%.

¿Qué está haciendo Chávez con el auge petrolero venezolano? Al margen de lo esfumado por la corrupción, mucho de ese dinero se ha ido en comprar votos para el referéndum del 2004 en Venezuela, proveer petróleo subsidiado a Cuba y comprar armas en todo el mundo, dicen los economistas.

En las últimas semanas, Chávez anunció negociaciones para comprar 30 aviones de guerra MIG-29, 40 helicópteros militares y 100.000 rifles AK-47 de Rusia, así como 50 aviones de ataque ligeros Súper Tucano de Brasil y 12 aviones de transporte militar y 8 naves patrulleras de España.

Las cantidades destinadas a la compra de armamento representan miles de millones de dólares, lo que según los críticos de Chávez no sólo dejarán de ir a los bolsillos de los pobres de Venezuela, sino que también dispararán una carrera armamentista en la región.

Sorprendentemente, pocos hasta ahora han desafiado con cifras en la mano las afirmaciones de Chávez de que es un campeón de los pobres, probablemente porque estas cifras oficiales eran poco conocidas. Hasta que las encontré esta semana, sólo había visto estimaciones de la oposición de que la tasa de pobreza había aumentado en un 20% en los últimos cinco años, a un 73% de la población.

Será interesante ver durante cuánto tiempo más el gobierno venezolano permitirá la publicación de las estadísticas del INE, o hasta dónde los medios de comunicación venezolanos podrán reportar sobre los mismos. Bajo las nuevas leyes de prensa de Venezuela aprobadas el 16 de marzo, probablemente pronto será considerado un delito criminal afirmar que Chávez ha creado un número récord de pobres.

Según el nuevo Código Penal venezolano, «quien ofendiere de palabra o por escrito, o de cualquier otra manera irrespetare al presidente será castigado con prisión de seis a treinta meses».

Esa definición tan amplia de «irrespeto» va a llevar a los periodistas a autocensurarse en sus críticas a las autoridades, dice el grupo de defensa de la libertad de prensa francés Reporteros sin Fronteras.

Mi conclusión: el gobierno de Bush debería dejar de contestar cada una de las diatribas diarias de Chávez en contra del «imperialismo yanqui», porque en la mayoría de los casos no hace más que darle munición para afirmar que está siendo víctima de la hostilidad de Estados Unidos.

En cambio, los funcionarios de Estados Unidos deberían limitarse a decir que Chávez está tratando de armar una pelea con Washington porque necesita desviar la atención del hecho de que la pobreza en Venezuela está creciendo vertiginosamente, como lo dicen las cifras de su propio gobierno.


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Ya es oficial: Chávez aumentó la pobreza