Ya son 300 los ocupantes de la toma en San Lorenzo Norte

Desde el municipio reclaman que intervenga el gobierno provincial



#

Gabriel Oyarzo

“Las campañas políticas no habilitan para cualquier cosa”, dijo Farizano. Aludió a la contratación de vecinalistas por parte de Sapag.

NEUQUÉN (AN) - En los últimos dos días la toma del predio en San Lorenzo, que comenzó con apenas un grupo de familias y unas pocas carpas, cambió radicalmente su fisonomía: ayer eran entre 50 y 60 las carpas que se levantaron en los tres lotes y más de 300 las personas asentadas en el lugar. “Se desmadró”, advirtió el funcionario municipal encargado de mediar cuando ocupan terrenos. Para el intendente Martín Farizano ya no se trata de un reclamo por viviendas. Relacionó el impulso que cobró la toma en las últimas horas con la instigación política que ya había advertido en ocupaciones durante el verano. También con el conflicto abierto entre el municipio y un grupo de dirigentes del MPN que controlan las comisiones vecinales de los barrios más populosos de la ciudad. “Cuando aparecieron no sabíamos para qué, y luego lo supimos. No sé si tienen que ver con esto, pero lo vamos a averiguar”, apuntó el intendente, en referencia a que el grupo de vecinalistas fue contratado por el gobierno provincial a mediados del año pasado, según justificó el gobernador Jorge Sapag una vez que se hizo público, para trabajar en un “plan de desarrollo territorial” supuestamente previsto para este año. Tanto Pablo Figueroa, titular de la Unidad Ejecutora del Hábitat, como el mismo Farizano, remarcaron la ausencia de autoridades provinciales, más allá de la policía. “Pellini nunca fue, no apareció nadie. Eso demuestra el poco interés que tienen por resolver esto”, señaló Figueroa. El intendente recordó antecedentes de tomas de terrenos en el sector, que derivaron en “violentos” desalojos y reclamó la intervención provincial, ya que “las campañas electorales no habilitan para cualquier cosa”. En plena madrugada de ayer un grupo de vecinos se acercó a la casa del intendente para pedirle que el municipio impidiera que nuevos grupos instalaran sus carpas en el predio. La avanzada sobre la toma que se instaló el lunes se profundizó por esas horas, pasada la medianoche, cuando un cambio de guardia de la policía dejó sin resguardo el predio. En el plano judicial, el juzgado penal no interpretó que se haya producido usurpación, en tanto que para instalar los puestos no se derribaron rejas ni alambrados. El caso pasaría al fuero civil, caratulado como ocupación, según trascendió de una reunión que mantuvieron los vecinos del barrio con representantes del juzgado 6.


Comentarios


Ya son 300 los ocupantes de la toma en San Lorenzo Norte