“Yo no tengo por qué tolerar esto”



NEUQUÉN (AN).- “De lo que se trata es de que la víctima se transforme paulatinamente en una ciudadana que diga: ‘yo no tengo por qué tolerar esto’”, explicó Eva Giberti, coordinadora de “Las Víctimas contra las Violencias”. El programa está atravesado por el concepto de emancipación de la víctima, una visión “moderna, filosófica, actual” que, según explicó, se está utilizando en todo Occidente.

A través del acompañamiento de profesionales en el proceso de la denuncia, se le explica a la mujer cuáles son sus derechos para que se posicione en un lugar activo y pueda reclamar su resarcimiento al Estado. Según Giberti, el objetivo es que la víctima “sea capaz de sentir rabia por lo que está pasando”. “Por eso el programa se llama Las Víctimas contra las Violencias. Elegí esa preposición porque quiere decir hostilidad, oposición. La víctima tiene que poder sentir indignación y aún rabia por lo que le está pasando, no tener conmiseración por ella misma sino sacar fuerza de flaqueza para exigirle al Estado que le aporte la calidad de vida que todos merecemos”, agregó. En este programa “es la víctima que se enfrenta con el Estado para exigirle a través de gente que, paradojalmente, le está mandando para que la entrene y no se resigne”.

La coordinadora explicó que el proceso “no es fácil, porque las víctimas habitualmente están aterrorizadas y han pasado años padeciendo golpes y malos tratos”. “Quien vive así empieza a cambiar psíquicamente, y desde el terror es muy difícil salir adelante y ponerle el pecho a una denuncia”, afirmó Giberti, quien alertó sobre los operadores que empujan a las víctimas a la resignación por mandas culturales, religiosas o sociales.


Comentarios


“Yo no tengo por qué tolerar esto”