Yushchenko asume hoy en una Ucrania enfrentada

El prooccidental quiere iniciar la "revolución naranja"



El reformador pro occidental Viktor Yushchenko, líder de la “revolución naranja”, prestará juramento hoy como nuevo presidente de Ucrania, en presencia del secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, y del secretario de Estado norteamericano Colin Powell.

Los representantes de 50 delegaciones extranjeras llegaron ayer a Kiev para las ceremonias de investidura del ex opositor ucranio, que dirigirá esta ex república soviética de 48 millones de habitantes durante los próximos cinco años.

Rusia, que manifestó su apoyo al rival de Yushchenko, el ex primer ministro pro ruso Viktor Yanukovich, será representado por el presidente de la cámara alta del Parlamento, Serguei Mironov. El presidente ruso Vladimir Putin felicitó el jueves a Yushchenko.

Las ceremonias del domingo coronan la campaña electoral más larga y tumultuosa de la historia de Ucrania, durante la cual millones de ciudadanos manifestaron contra los fraudes durante la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 21 de noviembre pasado.

Estas fueron ganadas oficialmente por Yanukovich y anuladas por la Suprema Corte a causa de los fraudes. Luego se desató una crisis política sin precedentes, que concluyó el jueves pasado cuando la Suprema Corte rechazó la última demanda de Yanukovich, que trataba de lograr la anulación del resultado de los comicios.

Yushchenko, casi desfigurado por una extraña enfermedad ocasionada según sus médicos austríacos por un envenenamiento con dioxima, ganó la “tercera” vuelta el 26 de diciembre con 51,99% de los votos.

Después de diez años de mandato del presidente saliente Leonid Kuchma, el nuevo jefe del Estado recibe un país dividido y corrupto. Un sector de la ciudadanía lo odia y el otro espera que efectúe cambios rápidos.

El presidente polaco, Alexander Kwasniewski, y el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jaap de Hoop Scheffer, asistirán a su investidura, así como el secretario de Estado norteamericano Colin Powell.

“El nuevo presidente deberá cumplir sus promesas sociales, efectuar una reforma fiscal esperada por los medios empresariales y confirmar las prioridades europeas de la política exterior”, destacó el politólogo Andrii Ermolaiev.

Un día después de la ceremonia, Yushchenko viajará a Moscú en un simbólico gesto de reconciliación con el gran vecino eslavo. Esta visita será seguida de una gira europea.

Los ucranianos tienen esperanzas de que Yushchenko reforme la estructura del estado, afectado por restos del ineficaz régimen soviético.

Sus rivales dicen que Yushchenko es un nacionalista que intenta dividir el país entre el oeste, donde el lenguaje principal es el ucraniano, y el este, donde la mayoría hablan el ruso y tienen vínculos económicos y políticos con Rusia. (AFP/AP)


Comentarios


Yushchenko asume hoy en una Ucrania enfrentada