Zaffaroni formalizó su renuncia a la Corte Suprema

Argumentó que cumple el límite legal y su deseo de volver a la docencia




CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

BUENOS AIRES (DyN).- El juez Raúl Zaffaroni presentó su renuncia a la Corte Suprema de Justicia a partir del 31 de diciembre próximo, en una carta dirigida a la presidenta Cristina Fernández, donde argumentó “ineludibles razones normativas”, en alusión a que cumplirá próximamente 75 años, la edad tope que fija la Constitución.

Si bien la nota tiene fecha ayer, fue enviada el jueves a la Casa Rosada, con la expresa mención de que la dimisión se concretará a fin de año. A través del decreto 2044, la Presidenta aceptó ayer a la tarde la renuncia . La norma legal, que lleva la firma de la jefa del Estado y del ministro Julio Alak, agradece “al Magistrado renunciante los valiosos servicios prestados”.

Zaffaroni utilizó tres páginas para esbozar las razones de su renuncia, anunciar cuál será su futuro, repasar su trayectoria en la Justicia y rescatar cuestiones políticas, presentes y futuras, entre las que expresó su deseo de una “exitosa culminación” del actual período presidencial.

“Motivan esta dimisión ineludibles razones normativas y, más lejanamente, éticas y de convicción personal”, señaló.

“La vitalicidad de los funcionarios de la Constitución, si bien excepcional, siempre es más adecuada a los sistemas monárquicos y, por ende menos compatible con los principios republicanos”, opinó Zaffaroni, quien renunció puesto que está próximo a cumplir 75 años de edad, el tope establecido en la Carta Magna para los magistrados del alto tribunal.

Zaffaroni anunció que pondrá “mayor empeño en la labor docente, en la tarea doctrinaria y en la acción en las instituciones científicas internacionales”, y esa tarea estará apuntada a “formar a muchos hombres y mujeres jóvenes”. Y resaltó el acceso a la educación universitaria de sectores sociales que durante décadas no pudieron llegar a ella, y hacia allí apuntó sus objetivos.

“El sendero de dignidad que en lo ético las madres y las abuelas marcaron en nuestros peores momentos del siglo pasado debe actualizarse en forma permanente y plasmarse en el pensamiento y el sentimiento jurídico de las nuevas generaciones”, completó el juez renunciante. A título de confesión, le contó a la jefa del Estado: “en los últimos meses experimento la sensación de que mi tarea en este poder está agotada, junto con la urgencia en volver a la actividad académica, tanto en el país como en la Patria Grande, en la esperanza que pueda ser de mejor utilidad para nuestros pueblos, fuente única de la soberanía”. Termina con la sigla “BSM” (”beso su mano”)

La Corte, con su renuncia, quedará con cuatro miembros.


Comentarios


Zaffaroni formalizó su renuncia a la Corte Suprema