Zapala tiene el camino libre para incorporar a agentes



ZAPALA (AZ) -Tras una áspera discusión donde oficialismo y oposición intercambiaron duros términos, el Concejo Deliberante local aprobó ayer por mayoría la derogación de la ordenanza que congelaba el ingreso de personal al municipio. La iniciativa, había surgido desde el gobierno de Raúl Podestá, le permitirá al CD incorporar a planta permanente y sin concurso a un grupo de 82 contratados.

El argumento que utilizó el bloque, encolumnado detrás del jefe comunal, para justificar la decisión fue que los trabajadores “tenían derechos adquiridos”. La oposición criticó la diversidad de criterios que aplica el ejecutivo al no incluir en este contexto a los subsidiados y advirtió que “no aprobará” ningún descubierto cuando los recursos no cubran el pago de salarios del personal.

Los votos de Olga Sotelo, Daniel Yezzi (Participación Zapalina), Oreste González, Daniel Piccolo (MID) y Ernesto Chavero (ARI) le abrieron la puerta al ejecutivo para recuperar la potestad de tomar personal de acuerdo a su criterio. Esta posibilidad estaba vedada por las ordenanzas 153 y 159, que el propio municipio había impulsado en el 2000 para frenar el crecimiento de la planta de personal.

“Podestá sostuvo en ese momento que ponía el candado y entregaba las llaves al Concejo pero no explicó que se había guardado varias copias”, ironizó el edil emepenista Osvaldo Beroisa asegurando que siguió engrosando su plantel en estos años.

En el mismo tono se pronunció el edil Darío Mattio, quien afirmó que el jefe comunal “se las ingenió para gambetear las normas”. Estos legisladores habían presentado un proyecto que establecía la derogación de las ordenanzas, pero luego lo retiraron del debate.

“Parece que Podestá es el peor intendente de los últimos tiempos y los concejales del MPN se olvidan que ese partido gobernó Zapala 30 años con un resultado nefasto”, contragolpeó Oreste González del MID.

El principal apuro del ejecutivo por resolver el tema estaba radicado en la supuesta acción legal que podrían llegar a plantear los 82 contratados en caso de no efectivizarse su pase a planta permanente.

Sin embargo, edil del MUN Patricia Torres salió a despejar esa versión esgrimiendo el acuerdo que los propios trabajadores firmaron con las autoridades en 1999 donde se establecía que su relación laboral con la comuna “no generaba derechos” para una futura incorporación.


Comentarios


Zapala tiene el camino libre para incorporar a agentes