Zapatero admite que deberá lidiar con freno económico



El presidente José Luis Rodríguez Zapatero prometió una serie de medidas para proteger a su país de las dificultades económicas al presentarse ayer ante el parlamento en busca de la aprobación de su segundo mandato. Rodríguez Zapatero también tendió una mano a los partidos de oposición para que se unieran a él en un frente común contra el grupo separatista vasco ETA . Los conservadores le dieron una respuesta cautelosa.

La primera medida es la devolución de 400 euros a las personas que pagan impuestos, propuesta que levantó polémica, ya que no beneficia a los más pobres. Mayores subsidios de desempleo para los más necesitados, facilidades para la creación de empresas y otras medidas para paliar la caída del sector de la construcción y facilitar el acceso a la vivienda integran este paquete.

Todo ello para enfrentar la desaceleración económica que sufre España desde hace meses, que ha provocado “incertidumbre” entre los ciudadanos, inflación y aumentos de los intereses de las hipotecas, entre otros sectores.

Salvo sorpresas , Rodríguez Zapatero se convertirá hoy en el primer jefe de gobierno español que, pese a haber ganado las elecciones, fracase en ser investido en el Parlamento en primera votación, por la falta de apoyos cosechada ayer. Todos los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados votarán en contra de Zapatero o que se abstendrán, con lo cual el socialista no logrará la mayoría absoluta de 176 votos para ser elegido en primera ronda. Zapatero, cuyo Partido Socialista (PSOE) dispone de 169 diputados, deberá someterse a una segunda votación el viernes. En ésta, le bastaría la mayoría simple para ser elegido.


Comentarios


Zapatero admite que deberá lidiar con freno económico