En Bariloche hay 300 árboles para apear por riesgo

El municipio realiza el operativo tras la orden que debe emitir Bosques pero dicen que “no dan abasto”. Por el caso de Ludmila la comuna asegura que no fue demandada.

Redacción

Por Redacción

MEDIO AMBIENTE

La muerte trágica de Ludmila Bejarano, la joven de 20 años que en enero de 2014 fue aplastada por un enorme ciprés de la calle que cayó sobre su auto, puso las miradas en la situación de riesgo de los árboles de la vía pública y hoy hay unos 300 marcados para ser apeados.

La Delegación de Bosques es la encargada de analizar el eventual riesgo que provocan los árboles de la vía pública en base a denuncias de vecinos o de organismos, y si se constata emite la autorización de derribo que finalmente debe ejecutar el municipio.

Mario Campi, a cargo de la Dirección de Parques y Jardines de la municipalidad, estimó ante la consulta de “DeBariloche” que son más de 300 los árboles marcados sin cortar en toda la ciudad, mayoritariamente en la zona oeste.

El referente del organismo, señaló que “hay muchos árboles marcados que estamos bajando, lo que pasa es que no damos abasto porque a diario recibimos denuncias de otros árboles que representan más riesgo y se superponen sobre los marcados”.

Campi agregó que se apean entre dos o tres árboles por día y admitió que “se voltean árboles que no llegan a marcarse porque representan mayor riesgo y eso se hace en consulta con el Servicio Forestal Andino”.

La tarea de apeo muchas veces se complica porque algunos ejemplares están en contacto con el tendido eléctrico y deben coordinar con la Cooperativa de Electricidad Bariloche (CEB) por lo que se producen demoras.

La situación de los árboles que podrían ser un riesgo para la población se evidenció con crudeza en enero de 2014 cuando un enorme ciprés de la calle Del Hurón al 5100 en un temporal cayó aplastando un Renault Clio en el que se encontraba Ludmila Bejarano.

La madre de la joven reclamó en varias oportunidades la preocupación por los árboles que generan riesgo y esta semana lanzó una campaña en la web para lograr el respaldo de los ciudadanos y exigir al municipio que se responsabilice por la trágica muerte y se apeen los árboles marcados.

Respecto al caso de Ludmila, desde el municipio, el asesor letrado Ricardo Medrano confirmó a “DeBariloche” que la comuna “no ha tenido notificaciones de ninguna demanda administrativa o judicial” por la muerte de la joven.

DeBariloche


Temas

Bariloche
Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora